Un total de 17 películes compiten pol Osu d’Oru na Berlinale

Un total de 17 películes compiten pol Osu d’Oru na Berlinale
06 febreru 09:29 2019 Imprimir

Un total de 17 películes compiten pol Osu d’Oru na Berlinale, 7 d’elles empobinaes por muyeres nun programa que Dieter Kosslick preparó para esta edición con 400 películes nes distintes secciones.

Cada añu’l carismáticu director de la Berlinale, Dieter Kosslick, esforciase por sintetizar dalguna llínea maestra de lo que vamos ver na edición entrante del festival de cine de Berlín, un certame con reputación de cultivar temes polítiques y sociales. Esta vegada, na tradicional y siempres atarraquitada rueda de prensa de presentación del programa en Berlín, celebrada esta mañana en Berlín, Kosslick afirmó que “lo privao ye políticu” nes trames de delles películes. “La familia ye una tema central; son casos nos que familia significa condiciones difíciles”, esclarió.

Kosslick, de 70 años, tamién se despidió. Esta 69.ª edición de la Berlinale, que se va celebrar del 7 al 17 de febreru, ye la postrera qu’él entama. Cuando se cole al concluyir, va tener nel so haber 18 ediciones, y tiempu per delantre para faer balance, dempués d’unos meses en que-y llovieron crítiques. Pero ta contentu de que “el públicu caltúvose fiel a nós, y creció”, afirmó. La Berlinale ye un festival abiertu al públicu, non yá a los profesionales de la industria del cine y a la prensa.

El programa que Dieter Kosslick preparó para esta edición inclúi 400 películes nes distintes secciones; una notable ausencia d’estrelles de Hollywood na alfombra colorada de Potsdamer Platz (lo más llamativo: Christian Bale y Lloma Swinton); y escasa participación española, magar la presencia d’Isabel Coixet na competición principal

Na sección oficial hai 23 películes, de les cualos 6 proxéctense fora de concursu. Compiten pos el preciáu Osu d’Oru y polos Osos de Plata de les diverses categoríes un total de 17 filmes, de los cualos 7 fueron dirixíos por muyeres. La presencia femenina ye pos del 41%, el porcentaxe más altu dende l’añu 2002, en que foi del 5%, con una sola directora –la danesa Annette K. Olesen- compitiendo polos Osos. Les cifres fueron creciendo adulces, añu a añu.

Una de el directores a concursu anguaño ye, como yá se sabía, la cineasta catalana Isabel Coixet, una cara habitual na Berlinale, que va estrenar equí Elisa y Marcela, la so película sobro’l matrimoniu contraíu en 1901 por dos maestres gallegues lesbianes, ensin que’l cura abarruntara nada. Cuando s’afayó, dambes encararon un escándalu de dimensiones mayúscules naquella dómina. Ente los intérpretes de Elisa y Marcela figuren: Natalia de Molina, Greta Fernández, Sara Casanovas, Tamar Novas, María Pujalte y Francesc Orella.

Va Abrir el certame’l próximu xueves 7 de febreru The kindness of strangers, xuna coproducción de Dinamarca, Canadá, Suecia y Francia, dirixida pola realizadora danesa Lone Scherfig.

La presencia femenina nesta Berlinale queda sorrayada tamién por dos cares de sonadía. Asina, va recibir l’Osu d’Oru a la carrera l’actriz británica Charlotte Rampling, con pases de les sos películes más relevantes.

Y va otorgar los acobiciaos Osu d’Oru y Osos de Plata de la sección oficial un xuráu presidíu pola actriz francesa Juliette Binoche, un datu yá conocíu meses tras. Binoche va ser vista tamién como protagonista nuna cinta de la sección Berlinale Special Gala: Celle que vous croyez. Ente los seis miembros del xuráu figura’l chilenu Sebastián Lelio, que nel 2017 ganó l’Osu de Plata al meyor guión por Una muyer fantástica.

Amás de Coixet, la participación española nun abonda nesta Berlinale. En Panorama, la segunda sección n’importancia del festival, participen trés coproducciones nes que figura España: Staff only, de Neus Ballús; Curtia hestoria del planeta verde, de Santiago Lloza; y A dog barking at the moon, del chinu Xiang Zi.

En Berlinale Shorts hai dos curtios: Lleenda dorada, de Chema García Ibarra y Ion de Sosa; y la catalana Suc de síndria, d’Irene Moray. Tamién hai un trabayu español na sección de cine culinariu, con Y en cada llenteya un dios, de Miguel Ángel Jiménez, sobre Kiko Moya y la so familia, que rexenten el restorán L’Escaleta en Cocentaina (Alicante), que tien dos estrelles Michelin.

El director saliente, Dieter Kosslick, tuvo al mandu de la Berlinale dende’l 2001. Como se sabía dende xunu del añu pasáu, na próxima edición van asumir esi puestu, que se desdobla, l’italianu Carlo Chatrian, de 47 años, como director artísticu, y la neerlandesa Mariette Rissenbeek, de 62, como directora executiva. Rissenbeek ye la primer muyer nesi rol directivu nel certame berlinés.

Les temes polítiques nesta Berlinale inclúin tamién cuestiones relatives al abusu de poder o la opresión del Estáu, en países como Estaos Xuníos, Rusia o Brasil. “Nel casu de Brasil vese cómo hai películes que lleeron l’estáu d’ánimu del país  primero que’l presidente fuera escoyíu”, dixo Kosslick en referencia a Jair Bolsonaro. Fora de competición va proxectase Marighella, del brasileñu Wagner Moura, sobro la muerte en 1969 del escritor y guerrilleru Carlos Marighella.

  Categories: