Xuan Bello amiesta lo llocal y lo universal na presentación en San Antolín del anuariu ‘Bedoniana’

15 agostu 02:59 2004 Imprimir

“¿Ye posible qu’un pequeñu llugar llegue a simbolizar d’una manera clara’l mundu? ¿Ye posible fixándose nun pequeñu granu d’arena ver la esencia de la playa?” Con esa entruga retórica presentaba’l poeta asturianu Xuan Bello’l sestu anuariu ‘Bedoniana’, qu’espubliza tolos años la comisión de fiestes del Bandu de San Antolín de Naves de Llanes y que se presentaba esta fin de selmana nel Monasteriu San Antolín.

El sestu anuariu del Bandu de San Antolín de Naves presentóse na nueche d’esti domingu 15 d’agostu col meyor allugamientu posible, la praera del Monasteriu de San Antolín de Beón, y con un ésitu de participación y públicu que siguió con procuru les pallabres del editor Juan Carlos Villaverde Amieva y del poeta Xuan Bello, encargáu de la presentación del actu.

Juan Carlos Villaverde dio llectura a la presentación del volume faciendo alcordanza del volume primerizu y dexando nidio qu’esti sestu númberu de Bedoniana apaez “con la mesma frescura y novedad de aquel primer volumen de 1997. Naves, sus tierras y sus gentes, la fiesta patronal de San Antolín, con sus ritos, mitos y símbolos, y Bedón con su historia, su paisaje y su leyenda, constituyen una tríada privilegiada para el estudio sosegado, la investigación pormenorizada, la evocación literaria y la inspiración artística que la presenta entrega reúne de y difunde de manera exuberante.”

Darréu, y tamién en castellán, Villaverde fizo un recordatoriu de los contenidos d’esti caberu anuariu dexando afitao que s’algamare “reunir un repertorio de imágenes que constituyen el testimonio fechaciente que nos permite seguir los modos y las modas matrimoniales a lo largo del pasado siglo XX” nuna nidia referencia a una les estayes más destacaes del anuariu, la entitulada “Un siglo de bodas navizas (1901-2000) qu’amuesa munches fotos de boda de les families que viven o vivieren en Naves.

Depués de les pallabres de Juan Carlos Villaverde intervino Xuan Bello qu’entamó diciendo-y al numberosu público que s’axuntara nel prau del Monasteriu qu’entendía “que Nueva York, París o Madrid seyan motores de la gran cultura universal” al mesmu tiempu que xuraba nun tar “faciendo alabanza denguna del localismu, tolo contrario: solo toi afirmando lo que los matemáticos persaben dende Pitágoras, qu’ente’l cero y l’ún ta l’infinitu”. Y darréu d’esta alcordanza entamó a entrugase retóricamente si “¿Ye posible qu’un pequeñu llugar llegue a simbolizar d’una manera clara’l mundu? ¿Ye posible fixándose nun pequeñu granu d’arena ver la esencia de la playa?” Un pequeñu versu d’Enderson y una referencia a Fernando Pessoa “que descubriera que’l mundu yera más profundu qu’extenso” foron la base dende la que Bello encadarmó un discursu que lu llevó a afirmar qu’esti anuariu cultu “vien a aportar una visión universalista de lo local”.

Amás de la mentada collecha de fotos de boda de les families navices a lo llargo del sieglu XX tamién s’alcuentren nesti anuariu trabayos de Carmen Meneses sobre “Una maqueta de San Antolín de Bedón (h.1866)”, de Ramón Alvargonzález sobre “San Antolín y las costas de Llanes en el siglo XVII”, Luis Carrera Buergo acerca de “Orquídeas silvestres de la cuenca y costa bedonianas”, Francisco Cabriffose Cuesrta sobre’l fotógrafu Cándido García, Michael Wilkinson qu’ufierta la “Perspectiva romántica del viajero inglés Edgar Wigram”, Luis Pérez Ortin, Bernardo García, Pablo Ardisana, Carmen Acebo, Federico Sopeña, María Concepción Vega Obeso, Antonio Cantero y Yolanda Cerra Bada.

L’anuariu, como tradicional portfoliu de fiestes que perye, ufierta una bona riestra d’anunciantes que sufragen la edición como asocede tradicionalmente con esti tipu de trabayos festivos.

  Categories:
Loading Facebook Comments ...