Samuel Castro (Trabe): “Nestos tiempos de crisis el llibru ye un artículu de lluxu”

23 abril 10:38 2013 Imprimir

Coincidiendo cola celebración del Día del Llibru, Asturnews fala con Samuel Castro y Esther Prieto, propietarios de la editorial Trabe dende va dellos meses. Esti firma editorial fundóla en 1992 l’escritor Antón García. Años dempués tuvo un tiempu en manes d’Inaciu Iglesias, hasta que la so decisión de pesllala llevó a los trabayadores a asumir la so xestión. Una apuesta complicada en tiempos de crisis pal llibru y pa la cultura. Falamos con Samuel Castro sobre’l futuru de la editorial y la situación del sector.

-Acaben de facese cargu de la editorial Trabe dempués de que’l dueñu anterior nun quixere siguir col negociu, ¿un apueste arriesgáu?

-Nestos tiempos que cuerren cualquier cosa que faigas ye arriesgada, pero nosotros pensamos que yera la meyor solución. Per un llau yera triste que dempués de venti años Trabe morriera y per otru la situación llaboral d’esti país nun mos dexaba munches opciones.

-¿Qué situación vive anguaño la editorial?

-Trabe, como cásique tol sector d’empreses culturales, y más de llibros, tien una situación delicada, de la qu’esperamos salir ampliando la cartera de negociu: vendiéndonos como creativos, diseñadores, faciendo edición a la carta y ufiertando servicios editoriales. Ello va permitiéndonos alquirir nuevos clientes y abrir víes nueves… Dir sobreviviendo.

-¿Sigue teniendo futuru la edición de llibros en papel?

-Creemos y esperamos qu’asina seya. Ye complicao que’l llibru lletrónicu acabe por completu col llibru en papel, esti siempres va tener un públicu fiel, aquella xente que prefier el tactu del papel y el golor de la tinta impreso. En tou casu, lo importante ye crear el vezu llector, ¿qué importa’l continente?

-¿Van animase cola edición dixital o ye entá pronto?

-El formatu dixital ye’l futuru y nun hai que zarrase al cambiu. Ye un mundu que yá tocamos va unos meses cola difusión en llinia y de baldre de varios títulos de la casa en formatu .epub. Tenemos en mente comercializar los llibros de Trabe en formatu dixital pero pa ello habría que remocicar la páxina web por completu y supón un gastu que nestos momentos nun podemos asumir.

-¿Qué llinia va llevar agora la editorial, habrá munches novedaes?

-Queremos mantener la llinía que foi seña de Trabe nestos venti años: calidá y apueste decidíu pola cultura asturiana. Agora tamos abriéndonos más al castellán pa diversificar el productu y ampliar l’hipotéticu públicu.

-¿Cómo afecten los recortes nes ayudes a la edición de llibros n’asturianu a la vuesa editorial?

-Ye evidente que los recortes nun son buenos y claro qu’afecten, pero ye importante nun depender de les sovenciones.

-¿Sienten el sofitu de los escritores de la casa nestos momentos difíciles?

-Los y les escritores son la base de cualquier editorial. Tenemos que tar arguyosos de los nuestros porque saben comprender que tamos tovía asentándonos y que nun ye precisamente la meyor época pa entamar una aventura d’esti tipu.

-¿Y de los llectores, sigue necesitando la lliteratura asturiana de llectores militantes?

-Ye complicao pedir a los llectores más de lo que faen nestos tiempos. Entendemos que la situación económica ye complicada y que’l llibru ye un artículu de lluxu. Va años el llector militante mercaba tolo que salía a la cai, pero güei’l llector n’asturianu tien qu’escoyer meyor lo que merca, en parte porque hai menos perres y en parte porque la ufierta de llibros ye muncho más amplia que va unos años.

-¿Cómo cambia’l panorama pa la edición n’asturianu ensin les célebres llibreríes Paraxuga, Alborá o mesmamente la propia de Trabe?

-La venta de llibros n’asturianu siempres foi complicada, los distribuidores nun te faen muchu casu y los llibreros menos, prefieren poner nos escaparates los premios Planeta. Si a too esto añadimos el desplome na venta de llibros y que les úniques llibreríes que mos facíen casu tienen que pesllar pola crisis, pues imaxinar cómo ta’l panorama.

-Una gran allegría pa entamar tuvo de ser el Premiu Andrés Solar a finales de 2012…

-Foi ensin dulda dalguna la meyor manera d’empezar esta nueva etapa de Trabe. En plena época de cambiu na que too yera estrés, papeleos y comederos de cabeza recibir esti premiu foi un gran impulsu pa tirar p’alantre. Dende equí dámos-yos otra vuelta les gracies, pol emburrie sicolóxicu que mos aportaron.

-¿Qué esperen del futuru de la editorial?

-Esperamos que seya prósperu y llargu, otros venti años más nun taríen mal pa entamar… Confiamos en caltener la confianza de veceros y amigos y mantener la calidá que ye sellu de Trabe.

  Categories:
Loading Facebook Comments ...