Redgrave y De’l Toru revolucionen Venecia col so clamor de xusticia

Redgrave y De’l Toru revolucionen Venecia col so clamor de xusticia
06 setiembre 08:53 2018 Imprimir

Nin ella nin él participen nuna competición d’esta 75.ª edición de La Mostra de Venecia: Guillermo del Toru porque ta ellí precisamente como presidente del xuráu de la sección oficial, y Vanessa Redgrave porque allega a la isla de Lido para recibir el Llión d’Oru que’l certame otorgó-y en reconocencia a tola so carrera.

Sicasí, n’una xornada que no cinematográfico nun llevantó grandes folaes d’entusiasmu, fueron l’actriz británica y el realizador mexicanu quien dende les sos respectives barreres punxeron el sal nel primer día del festival. Facer con dos talos discursos en defensa de derechos básicos entá non reconocíos: el de la igualdá para les muyeres nel cine y la sociedá, que Del Toru enarboló con pasión, y el de xusticia y tratu humanu para los inmigrantes, que Redgrave defendió con esplícita reconocencia de la so roxura escontra l’actitú los actuales mandatarios de los países receptores.

Redgrave recordó les situaciones vivíes n’Italia “hai non tantos años”. O nel so país mientres y dempués de la Segunda Guerra Mundial. Ella mesma, siendo una neña –recordó– foi sacupada a los campos del norte cuando na isla británica tarrecíen una invasión de los nazis tres la cayida de Francia. “Entós el Gobiernu pidía a la población curiar de los sacupaos porque yera un deber nacional”, señaló. Para llanzar otra entruga: “¿Por qué los Gobiernos de güei nun espliquen al pueblu’l deber de toos de protexer y ayudar a los refuxaos?” Ye cuestión d’entender pero tamién d’aplicar la llei, precisó. “Estes son coses que tendríen d’avergoñar a cualesquier ser humanu”.

Del Toro, pela so parte, abogó por una actuación efectiva y “determinada” de la Mostra y del mundu del cine en favor d’una mayor presencia de muyeres cineastes. El realizador amosóse atayante, y ensin esmucir el bultu, dempués d’escuchar les crítiques que el realizadores dirixieron, non contra él sinón contra el organizadores del festival, pol fechu de que namá una directora, l’australiana Jennifer Kent, figure ente los 21 que compiten pol Llión d’Oru na Mostra.

El festival en sí empezó col estrenu de First Man, drama biográficu nel que Ryan Gosling, a les ordes de Damien Chazelle, interpreta a un Neil Armstrong casi autista mientres los preparativos de la conquista de la lluna. Lo más sorprendente ye la revelación de la precariedá material y el peligru que caracterizaron a unes maniobres previes onde les naves y vehículos pal ensayu del alunizaje yeren chirriantes ya inestables armatostes fartu difíciles de remanar. Y lo meyor, según les primeres impresiones, Claire Foy nel papel de la muyer del astronauta, Janet. El filme foi acoyíu con una ovación, tibia: lo mínimo nun festival. Anque tampoco faltaron rápides crítiques positives de dellos especialistes, vía Twitter.

  Categories: