Ramón d’Andrés: “Tamos lloñe de mostrar datos más conclusivos sobre la frontera ente’l gallego-portugués y l’asturlleonés”

25 xunu 10:38 2010 Imprimir

El profesor Ramón d’Andrés lleva más de venti años enseñando asturianu na Universidá d’Uviéu y ye autor d’una montonera de trabayos de calter filolóxicu, participando nel so día de la redacción de la Gramática de la Llingua Asturiana. D’Andrés ye amás miembru de la Xunta de Toponimia d’Asturies y foi de 2004 a 2007, Xefe de Política Llingüística. El Seminariu de Llingua Asturiana, grupu universitariu d’investigación del que forma parte, presentó esta selmana un programa informáticu aplicáu a la filoloxía nun congresu en Valladolid. Amás, apocayá anuncióse que la Selmana de les Lletres de 2011 va dedicase al so padre, l’escritor Mánfer de la Llera. Sobre estes cuestiones y otres, como la polémica recién pol topónimu Ribeseya o l’entamu del Minor d’asturianu en Filoloxía, fálanos Ramón d’Andrés na Entrevista de la Selmana.

-¿Qué foi lo que presentaron exactamente nel congresu de Valladolid, les fronteres llinguístiques definitives ente l’asturianu y el gallego-asturianu?

-Non, lo que presentamos foi una demostración del funcionamientu del programa CartoDial (Cartografía Dialectal), con una masa limitada de datos y de fenómenos llingüísticos. L’oxetivu de la nuestra intervención yera doble: lo primero, dar a conocer el programa CartoDial, presentalu en sociedá, mostrar cómo funciona’l programa, qué consultes satisfái, cómo xenera mapes dialectográficos y mapes horiométricos, y dar claves interpretatives de lo que nos enseñen los mapes. Pero tamos tovía lloñe de mostrar datos más conclusivos sobre la frontera ente’l gallego-portugués y l’asturlleonés, porque queden munchos datos por meter tovía. Tamos trabayando nello, pero cuando tengamos tolos datos metíos, el Proyectu ETLEN nun pretende dar conclusiones definitives sobre nada.

El Proyectu ETLEN quier facer una aportación significativa na conocencia d’esa frontera llingüística, pero n’absoluto quier dar nenguna conclusión definitiva; la llingüística ye una ciencia y, como toles ciencies, nun se base en verdaes definitives de nengún tipu.

-¿Cómo funciona’l programa col que trabayaron esti procesu?

-Lo más orixinal del programa CartoDial ye que ye a calcular, pa cada puntu xeográficu del mapa (pa cada puntu encuestáu), la proporción de trazos de tipu gallego-portugués, de tipu asturlleonés, de tipu específicamente eonaviegu y de tipu común. Esto failo gracies a un llabor previu d’adscripción xeotipolóxica de los trazos recoyíos en cada puntu xeográficu, adscripción que ta basada nun estudiu bastante exhaustivu de la dialectoloxía de caún de los fenómenos. Sobre esto, dánse-y al programa unos valores que llamamos “horiométricos”, y si se fai la consulta (que pue ser parcial o total), el programa CartoDial calcula les proporciones y enséñales de dos maneres que de mano s’escueyen: o bien en forma de gráficu circular a colores, o bien en forma de mapa poligonal con graduación cromática.

-Esti ye un sistema tan novedosu que tuvieron de buscar neoloxismos nuevos, como ye’l casu de “Horiometrìa”, ¿a qué se refier el conceptu?

-Dende los años 70 y 80 foi desendolcándose en delles universidaes europees una técnica d’estudiu de la variación dialectal, que se llama “dialectometría”. L’equipu del profesor Hans Goebl, dende la Universidá de Salzburgo, n’Austria, ye’l verdaderu impulsor d’esta técnica, que siguen na nuestra Península otros equipos de trabayu en Cataluña, Galicia, País Vascu-Navarra, Aragón o Portugal. La dialectometría consiste nel midimientu matemático-estadísticu de la variación dialectal d’un territoriu, gracies a un programa informáticu desarrolláu en Salzburgo, llamáu “VisualDialectometry” o VDM, que muestra resultaos cartográficos en mapes cromáticos.

L’ETLEN, como proyectu, tien una parte dafechamente dialectométrica, de midimientu de la variación interna de la zona Eo-Navia, y por esi motivu la nuestra investigación cuenta con una adaptación del programa VDM fecha espresamente pa nós na Universidá de Salzburgo.

Pero l’ETLEN tien otra vertiente, que ye’l midimientu matemático-estadístico de la frontera ente los dominios gallego-portugués y asturlleonés, gracies a una operación d’adscripción xeotipolóxica de los diversos trazos llingüísticos recoyíos (que son permunchos, l’ETLEN manexa una cantidá descomanada de datos). Esti tipu d’investigación nun tien precedentes n’otres partes del mundu (por exemplu, na frontera ente gallego-portugués y español nel Uruguái), pero d’una manera tan formalizada como facemos nós, viemos que nun esistía. Por eso, viemos la necesidá de referinos a esti tipu d’investigación con un nome específicu, y diemos en llamalo “horiometría”, que quier dicir “midimientu de les fronteres o llendes”, del griegu “hórion” (frontera, llende) y “métron” (midida). De toes maneres, nós pensamos que la horiometría ye un apartáu específicu de la dialectometría o midimientu de la variación dialectal.

-Qué otres utilidaes tien pal casu asturianu?

-Toles que se-y quieran sacar, munches. El programa CartoDial pue adaptase al estudiu de cualesquier frontera llingüística, non solo ente dominios distintos, sinón tamién ente variedaes dialectales internes a un dominiu. Pue adaptase a midir les fronteres ente dos variedaes del asturlleonés, vamos poner por casu. Y de fechu, yá hai un estudiu puestu en marcha sobre esta cuestión. Tamién hai otru estudiu en marcha sobre’l midimientu horiométricu de la frontera ente l’asturlleonés y el castellanu. Y, d’otra manera, la metodoloxía horiométrica y el programa CartoDial pue adaptase pal estudiu de fronteres llingüístiques como la del aragonés y catalán, o la del catalán y occitanu, por poner exemplos bien conocíos. Pero amás, el programa CartoDial tien funciones simplemente como xenerador de mapes dialectográficos, ye dicir, de mapes dialectales d’estilu clásicu.

-¿En qué más proyectos trabaya’l Seminariu de Llingua Asturiana anguaño?

-Los proyectos del Seminariu son en realidá proyectos de caún de los miembros del Seminariu, o d’equipos d’investigación concretos que formen parte del Seminariu. Nestos momentos, amás del ETLEN y los otros proyectos qu’acabo de mentar, sigue en marcha’l proyectu Eslema de corpus llingüísticu y traductor en llinia, que dirixe’l Dr. Viejo Fernández. Ta entamando un proyectu d’estudiu variacionista sociollingüísticu sobre una parte del asturianu central. Los nuestros investigadores formen parte de dellos proyectos de nivel español, hispánicu y européu onde Asturies aporta la so visión y el so trabayu. En so día daráse anuncia y detalles de caún d’ellos.

-Y na Universidá, ¿cómo ve’l llabor del rector actual no que cinca a la llingua asturiana?

-Paezme (y esto ye una opinión personal) que l’actual rector vien dando impulsos al asturianu na vida universitaria que nun dio nengún rector anterior, y polo paezme que nel mandatu actual la llingua asturiana ta dando pasos ensin precedentes. En tou casu, hai que dicir qu’estos pasos contrasten colo anterior, pero necesítase más. Pero valoro positivamente’l llabor del rector Gotor nel terrén de la llingua asturiana. Sobre too, valoro que seya un home ensin prexuicios.

-Y los nuevos estudios de Filoloxía Asturiana, ¿en que momentu s’atopen?

-Va añu y mediu, la Facultá aprobó per primer vez daqué que tien valor hestóricu: estudios reglaos de Filoloxía Asturiana na Universidá d’Uviéu, el famosu Minor d’Asturianu. Estos estudios van entamar nel cursu 2011-2012 (entamen en segundu). Ye necesario qu’estos estudios tengan ésitu en númberu d’alumnos matriculaos y en valoración de calidá, y por eso vamos tener que trabayar toos. Nesti sen, tengo que dicir, en nome míu y del restu de colegues rellacionaos cola enseñanza del asturianu na Universidá, que nun ayuda nada al ésitu d’estos estudios l’intentu de promover enseñances non reglaes que se solapen coles enseñances reglaes, dando pie a una ceremonia de la confusión de la que resulta perxudicada la propia Universidá, como yá ta puesto en sabencia de les autoridaes universitaries. Los únicos estudios reglaos universitarios que van capacitar en Filoloxía Asturiana son los del Minor d’Asturianu, col equipu plural de profesores que yá esiste dientro la Facultá.

-¿Va ser abondo pa formar a los filologos un “Minor”?

-Nel actual momentu, el Minor ye l’únicu calce d’estudios reglaos universitarios de Filoloxía Asturiana. Ye una obviedá que’l Minor ye insuficiente respecto de metes más amplies qu’hai que plantease pal futuru, pero esi nun ye’l debate agora, y teatralizar un encerriscamientu nello tien motivaciones que nada tienen que ver col asturianu na Universidá. Lo xusto pal futuru ye ampliar los estudios de Filoloxía Asturiana. Pero nesti momentu la única opción posible ye esta, porque les opciones yeren: o Minor, o nada. Coles sos deficiencies, el Minor ye un llogru históricu qu’hai que saber valorar. Y trabayando con profesionalidá, va dar bonos resultaos na formación de los fututos graduaos. La xente que tamos nesto del asturianu tuviemos siempre que trabayar en condiciones limitaes, y col Minor esto nun va ser una escepción. Sabemos qu’hai asturianistes que-yos prestaría pola vida que’l Minor fuere a la porra, porque miren más pol so propiu garitu que pol progresu académicu del asturianu. Pero eso nun va pasar, porque si l’ésitu de les coses depende del trabayu, la nuestra capacidá de trabayu ta asegurada. Habrá Minor, habrá estudios d’asturianu na Universidá y estos estudios van ser un ésitu porque van contar cola nuestra dedicación plena a ellos.

-Apocayá tuvo en Madrid dando a conocer el casu de la llingua asturiana, ¿con qué impresiones tornó?

-Qu’una institución como l’Institutu Cervantes tenga interés n’incluyir l’asturianu nun ciclu de prestixu sobre les llingües ibériques, ye tou un síntoma. La mio conferencia tuvo un enfoque sobre manera filolóxicu, estrictamente llingüísticu, y foi un alegatu a favor del asturianu (o l’asturlleonés) nel panorama científicu de les llingües ibériques. Falé más de discursos científicos alredor del asturlleonés, que d’otres cuestiones.

-Echa de menos el tiempu como Xefe de Política llinguística?

-Non madiós (rises). Yo considérome un universitariu, y depués d’esi periodu volví a les mios ocupaciones normales na Universidá: enseñar y investigar, y atópome perbién, o como dicen los cursis, “realizáu”. Pero si soi sinceru, diré que’l periodu en que trabayé como responsable de la Oficina de Política Llingüística, gustóme, ayudóme a ver les coses dende otra perspectiva, y puedo dicir que llogré tener una visión más completa del mundu del asturianu y de les posibilidaes del asturianu. Dende’l principiu sabía en qué consistía’l trabayu, y limitéme lliteralmente a furar peles biligueres y furacos pelos que se podía trabayar, cola profesionalidá de la xente de la propia Oficina, cola ayuda de los asturianistes que constituyeron daquella un Observatoriu d’apoyu (a los que toi bien agradecíu), y cola bona disposición de Carlos Madera, de Migoya (na primer metá del mandatu) y de la parte d’Izquierda Xunida que taba en Gobiernu. Consiguimos delles coses significatives, como echar a andar la Xunta Asesora de Toponimia o echar a andar una verdadera Rede de Servicios de Normalización municipales, ente otres coses. Otres coses nun se llograron, como yera d’esperar. Pero’l balance ye mui positivu. Véolo a distancia y col sentimientu del deber cumplíu.

-¿Cómo valora’l trabayu de Consuelo Vega al frente del departamentu?

-Dende’l principiu dixi en público y en privao que Consuelo Vega ye una persona pragmática que conoz perbién la problemática del asturianu y que, en definitiva, diba trabayar naquellos frentes onde l’asturianu tuviere posibilidaes de dir espolletando. Y eso ye esactamente lo que ta faciendo. Un asturianista nun puestu de responsabilidá pública nun pue resolver el tema del asturianu, pero tien que saber aprovechar toles oportunidaes pal asturianu. Nun se pue pidir más, y nesa perspectiva, Vega failo correctamente. Sé de lo que falo pa xulgala positivamente.

-La polémica filolóxica más actual cinca a la toponiia de Ribeseya, ¿cuála ye la so opinión como filólogu?

-Como filólogu, en so día presenté un votu particular dientro la Xunta Asesora de Toponimia, y la mio opinión espreséla claramente nesi órganu. La cuestión ye que la forma con «ll» Ribesella (tamién Ribaesella) ye la única constatada nos meyores falantes tradicionales del conceyu. Eso, que yera persabío na llingüística asturiana y sigue siendo una constatación que nun tien pruebes escontra, quedó tovía más corroborao polos datos de los trabayos de campu qu’encargó la mesma Xunta Asesora de Toponimia. En resultes, Ribesella ye la única forma asturiana constatada como tradicional, y déxense a un llau los falantes que confunden la «ll» cola «y», que nel ámbitu rural son perpocos y nun cuenten nesti tipu d’informes.

L’asturianismu enteru reivindicó, xustamente, la forma Ribesella en toa mena de llistaos toponímicos, como pue comprobar tou aquel que tenga güeyos na cara. Pero d’unos años p’acá surdió la ocurrencia de que, d’acuerdu con ciertes suposiciones etimolóxiques, tenía que ser con «y». Entiendo’l razonamientu y véo-y bona intención, pero una cosa ye lo que tenía que ser y otra cosa ye lo que ye. Y lo que ye nun tien dulda. Trátase, polo tanto, d’una palabra imaxinada, supuesta, ficticia. Ye’l frutu d’una elucubración de gabinete filolóxicu, y non del frutu d’una indagación científica de campu. Dende’l puntu de vista alministrativu, el procesu d’aprobación nun tien llixu d’irregularidá, pero paezme que lo aprobao ye un error, y asina lo dixi na Xunta de Toponimia.

-¿Paez-y afayadizo facer públicu esti conflictu pal procesu d’oficialización de la toponimia?

-Yo nun lo calificaría de conflictu. Aristóteles dicía «Soi amigu de Platón, pero más amigu soi de la verdá». Nun m’opongo a un procesu alministrativu bien lleváu, sinón que doi la mio opinión de filólogu sobre una cuestión sobre la que nun cabe engañu. D’otra manera, nun voi poneme a recordar la cantidá de veces que punxeron zancaníes al procesu d’oficialización toponímica los mesmos, esactamente los mesmos, que promueven agora un topónimu non constatáu na fala tradicional de la xente.

-¿Por qué nun apoyó entós el manifiestu que se firmó en favor del topónimu “Ribesella”?

-Nin apoyé nin dexé d’apoyar. El manifiestu yera de persones relevantes o mui significaes nel estudiu de la cultura, la llingua y la toponimia del Oriente d’Asturies.

-Ta acabante aunciase que la Selmana de les Lletres 2010 va dedicase al so padre, Mánfer de la Llera, ¿cómo recibe esta decision?

-Primero, con agradecimientu a la Conseyería de Cultura. Y en segundes, con arguyu y con satisfacción, pero tamién con responsabilidá, porque véome involucráu, yo y los mios hermanos, nuna serie d’iniciatives que tienen que tar bien trabayaes xunto cola Conseyería. Mio pá yera una persona que, coles sos limitaciones evidentes, supo inculcanos dende una visión non dogmática, un apreciu pa cola llingua asturiana, y supo aportar daqué significativo al mundu de la creación n’asturianu, y ensin pretender ponelu nun nivel que nun-y correspuende, sí nos presta constatar que la so acordanza persiste y que les coses que fizo bien, que son munches, siguen siendo apreciaes.

  Categories:
Loading Facebook Comments ...