Miguel Barrero rescata la memoria humildada del tiempu na so primer novela

13 xunetu 23:48 2005 Imprimir

L’escritor mierense Miguel Barrero presentó va unos díes na Selmana Negra de Xixón y de la mano de Xuan Bello la so primer novela: “Espejo”(KRK ediciones, 2005), cola que recibió’l Premiu de Narrativa Asturias Joven na so última edición. Barrero cuenta en “Espejo” una hestoria de fracasos y humildaciones, na que’l pasu del tiempu vien marcáu na vida d’un home pola so esperiencia como miembru d’una comunidá de derrotaos na guerra civil y que tien como llendes xeográfiques y hestóriques un llugar indetermináu de les cuenques mineres.

Pal autor d’esta novela nun ye casual el qu’escritores de les últimes xeneraciones s’interesen pola memoria de la guerra civil: “ye una memoria reciénte tovía, na que les feríes inda nun tan cerraes del too y nun tiempu nel que sobreviven munchos de los que vivieron esa esperiencia -talo’l protagonista de la novela- como una derrota colectiva que foi tamién la suya como individuos”. El personaxe central de “Espejo” vive una infancia señalada poles consecuencies de la derrota republicana y la represión posterior a los vencíos: “a lo llargo de los tres ciclos vitales nos que trescurre la narración, el personaxe va viendo como la propia hestoria, la infancia na postguerra nun llugar onde toos yeren derrotaos, va confundiéndose cola so propia vida y col mesmu trecursu del tiempu”, desplica Barrero.

A lo llargo de la infancia, la madurez y la vieyera del personaxe central de “Espejo” y al pesar de los cambios esperimentaos, el protagonista conserva un oxetu de la so infancia, un espeyu: “les tres partes escomiencen col personaxe mirándose nesi espeyu”, cuenta Miguel Barrero, “l’home que se reflexa nél nun ye él mesmu nunca, ye’l rostru d’un vencíu poles circunstancies de la so vida, la infancia como parte d’una comunidá humildada, la so fuxida posterior a una gran ciudá y la so vuelta al final de la vida al llugar natal pa completar el so ciclu vital”. Nesa evolución vital, el personaxe de “Espejo” pasa, en palabres del so autor de “una infancia frustrante a una madurez crispada y polo último a la resignación de la vieyera”.

La novela de Barrero recibió el premiu Asturias Joven de narrativa na so edición de 2004, pal so autor “premios como ésti tienen abonda importancia porque sirven pa publicar a nuevos autores y dar a conocer la so obra, sicasí non tolos premios son necesarios, hailos que son perfectamente prescindibles dende’l puntu de vista del interés lliterariu como los premios comerciales de los grandes grupos editoriales”. Barrero sicasí echa de menos nel casu del Asturias Joven “una mayor implicación de l’Administración a la hora de difundir la obra”, inda la suya de mano va saliendo bien como llibru tres la so publicación pola editorial asturiana KRK: “va vendiéndose y cumpliendo asina’l camín natural de cualquier llibru que ye’l de llegar a los llectores”.

Miguel Barrero (Uviéu, 1980) ye llicenciáu en Periodismu pola Universidá Pontificia de Salamanca y colaborador del diariu El Comercio. Ye autor de diversos relatos, dalgunos publicaos como serie en La Nueva España. Anguaño trabaya na preparación d’un volume de relatos, qu’inda nun tien títulu y que podía publicase a finales d’esti añu, y acaba d’empezar una novela.

  Categories:
Loading Facebook Comments ...