Migoya defende que’l Plan de Normalización satisfai el sentir de la mayoría de los asturianos

28 febreru 00:18 2005 Imprimir

Ana María Migoya, coincidió col director xeneral de Cultura, Carlos Madera y el responsable de Política Llingüística, Ramón d’Andrés en defender el Plan de Normalización como llugar d’alcuentru de los asturianos, un espaciu común onde toos se sintieran a gustu na defensa de la llingua asturiana. La conseyera aprovechó la presentación oficial del Plan pa pidi-y a l’Academia una llectura en positivo y l’abandonu de posiciones ‘masimalistes qu’esceden el marcu llegal esistente’.

La rueda de prensa na que se presentó’l Plan de Normalización aprebáu pel Conseyu de Gobiernu valió-y a la conseyera de Cultura pa responder les considerances negatives coles que l’Academia de la Llingua refuga’l Plan. Na so intervención insistió con vehemencia nes garantíes d’execución, cumplimientu, evaluación y asignación presupuestaria qu’acompañaben a cada una de les 68 midíes recoyíes y a cada una de les seis árees nes que se desenvuelve’l Plan de Normalización. Xunto al testu íntegru los responsables de la conseyería distribuyeron a los medios presentes unos cuadros gráficos col presupuestu detalláu por años y árees, les acciones previstes por cada Conseyería y el presupuestu por conseyeríes.

Migoya quiso remembrar tamién que’l Plan agora aprebáu nun esgota les posibilidaes de la Llei d’Usu sinón que posibilita el so desenvolvimientu futuru. Foi dalgo que tamién quiso destacar el responsable de la Oficina de Política Llingüística, Ramón d’Andrés que calificó’l Plan de “primer pasu, importante por ser el primeru que se da nesi sen y sobretoo porque ye frutu del consensu políticu”. El consensu y l’alcuerdu alrodiu de la necesidá d’entamar midíes normalizadores pal asturianu y el gallegu-asturianu foi otru de los argumentos esgrimíos polos responsables de Cultura pa defender esti conxuntu d’acciones de promoción llingüística. Nesi sen la conseyera reconoció que la nuestra llingua taba en peligru y constatábase “la perda del númberu de falantes”, énte esa situación, pa la conseyera “faise necesario poner en marcha una serie de midíes de protección y a elles respuende’l Plan aprebáu”.

La valoración pernegativa de l’Academia de la Llingua a la iniciativa del gobiernu autonómicu centró bona parte de les preguntes de los informadores. Migoya manifestó que les crítiques de la institución llingüística sobrepasen el marcu llegal esistente y poro “la realidá actual, asitiándose más alló nel so nivel de desixencia”. La conseyera emplazó a l’Academia a facer una llectura en positivo del Plan: “a veces ye meyor facer esta llectura que non empeñase en desixencies que son imposibles nel actual marcu llegal”. Al empar, Ana Rosa Migoya, amosó’l so disgustu y estrañeza énte l’abandonu de la Comisión de Toponimia per parte de l’Academia: “nun sabemos tovía por qué estraña razón s’autoesclúi” afirmó.

  Categories:
Loading Facebook Comments ...