“Maruxa” abre’l XXVI Festival de Teatru Llíricu Español

“Maruxa” abre’l XXVI Festival de Teatru Llíricu Español
20 febreru 10:48 2019 Imprimir

El Campoamor va acoyer esti xueves 21 y el sábadu 23 de febreru la ópera española “Maruxa”, con José Miguel Pérez-Sierra y Paco Azorín al mandu de la dirección musical y d’escena, respectivamente, p’abrir el XXVI Festival de Teatru Llíricu Español.

El conceyal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, presentó nel entamu la selmana y nel teatru Campoamor, la égloga llírica “Maruxa”, cola qu’abrirá esti XXVI Festival de Teatru Llíricu Español el próximu día 21 y de la que vamos poder volver esfrutar el sábadu 23 de febreru . Un títulu que “ta de norabona” indicó’l conceyal, yá que parte col 75 y 80% de les localidaes vendíes para les dos representaciones previstes.  Sánchez Ramos fixo fincapié nel apueste que realiza Uviéu por esti Festival, al que se va destinar 1,2 millones d’euros nel presupuestu de 2019. “Tamos arguyosos de defender la cultura hispano y popular y tamos arguyosos tamién de tolos artistes que tán faciendo una renovación estructural del xéneru”, añedió.

Pela so parte, el director artísticu del Festival, Cosme Marina, sorrayó la importancia “de retomar esti títulu, inxustamente estremáu del repertoriu” y col que se demuestra “que la llírica española sigui interperlándonos como espectadores”. Nesta mesma llínea pronuncióse’l director d’escena, Paco Azorín, quien sorrayó la importancia de que “en cada producción esista un enllaz cola actualidá”. Nesti casu, inspirándose na música de Amadeo Vives que ye un cantar a Galicia” y nel desastre del Prestige, Azorín decidió ambientar esta propuesta en 1976, cuando se produció una de les peores catástrofes ecoloxista asocedíes n’España: l’arramáu de 100.000 tonelaes de crudu del buque petroleru Urquiola a la entrada del puertu de La Coruña.

Foi la imaxinación y el bon faer de Azorín, indicó de siguío José Miguel Pérez-Sierra, encargáu de la dirección musical, lo que salvó los erros del llibretu de Maruxa que torgaron qu’esti títulu “tenga ésitu” a lo llargo del tiempu, magar la gran “calidá musical d’esta ópera”. El trabayu de Azorín, siguió la soprano Carmen Romeu, encargada d’interpretar a Maruxa, foi clave para convertir a la protagonista, una pastora ,“nun símbolu d’amor a la naturaleza, de llealtá a lo que tenemos al llau”.

  Categories: