Los festivales de teatru tan nel aire por culpa del coronavirus

by redacción asturnews | abril 22, 2020 4:48 pm

Los grandes festivales españoles de teatru d’esti branu tán nel aire, dende El Grec a Mérida, ensin escaecer al d’Almagro. Dica agora, los sos directores caltienen les feches, por nun faelo, señalen, sería un golpe mortal pa un sector siempres precariu que ta en cantu del colapsu.

Pero esta selmana recibieron un mazazu: el festival d’Aviñón, el referente de les artes escéniques europees, el de mayor presupuestu, a años lluz de los demás, quedaba canceláu porque’l presidente Emmanuel Macron acababa d’anunciar que nun va poder haber actividaes culturales masives a lo menos antes del 15 de xunetu. Aviñón, que contra vientu y marea anunciara la so programación por vídeu la selmana pasada, empezaba esti 3 de xunetu…  asina qu’Olivier Py, el so director, tuvo que dar na so anulación.

Súmase asina a la cayida yá va díes del otru gran focu teatral del branu européu, Edimburgo, qu’atayó los sos dos festivales, l’oficial y el Fringe, l’alcuentru escénicu más grande del mundu, con más de 3.000 espectáculos nun solu mes. La Bienal de Teatru de Venecia, qu’arrincaba a finales de xunu, alderica nestos momentos qué faer. Y en España, los axentes culturales esperen desesperadamente instrucciones gubernatives sobre la desescalada del confinamientu nel mundu de la cultura, y como dica agora nun hubo, los festivales siguen alantre pero, a la espera, na incertidume, poniéndose plazos máximos pa decidir si atayar o non, amenorgando aforos y, tamién, llanzándose a imaxinar planes alternativos pa poder siguir alantre inclusive nel peor de los escenarios.

Pal responsable del gran festival del branu barcelonés, el Grec, tratase de “salvar lo que podamos del texíu local, y hai qu’inventar mil maneres pa llogralo”. Esa idea ta na mente de toos el directores de festivales nun mundín nel que, n’España, el 90% de los intérpretes son menos que mileuristas y nel qu’una parte importante de les producciones de la temporada teatral posterior cocer nestos festivales. Por eso Aviñón aguantó hasta’l final, hasta que yera imposible, como lo fixeron el Kunsten de Bruxeles o’l Festwochen vienés. Festivales que se reinventen a estazón pa salvar parte de la programación a final del añu, poder ufierta-y al públicu esperiencies nes feches de los sos certames y salvar los muebles económicos: el Kunsten llanzó Ghost tickets (entraes pantasma), por que’l públicu pueda sofita-yos nesta difícil situación.

El director del festival de Mérida, Jesús Cimarro, presidente tamién de Faeteda, la patronal teatral española, cuenta que se marcó la fecha del 15 de mayu “pa tomar una decisión sobro si faise o non, esperando a que’l Ministeriu de Sanidá dea instrucciones. Si nesa fecha nun sabemos nada, tal que ta concebíu non podría faese y habría que camudalo o anulalo. Ye un festival d’estrenos y o empiecen a ensayar el 15 de mayu o los primeres nun llegaríen a tiempu y habría que camudalos de fecha”.

Ignacio García, el director del festival internacional de teatru clásicu de Almagro, ye enérxicu: “Vamos alantre col festival”. Celebrase del 2 al 26 de xunetu y, esplica, va ser  con menos aforu nos espectáculos. Cuenta que diben presentar la so programación a primeros d’abril, pero haber retrasáu pa poder establecer distintos escenarios. Recuerda que tienen muncha programación internacional que va depender de les fronteres, los vuelos ya inclusive de que “nesos países puedan ensayar”. De xacíu, añede, “queremos celebralo redimensionándolo. Va Haber qu’afaer o amenorgar un pocu’l festival por empatía y sensibilidá social colo que ta asocediendo. Hemos de ser un elementu d’ánimu, de coraxe, un faru d’esperanza de lo que vien dempués, pero nun lu podemos faer como si nada asocediera. Queremos sofitar a les compañíes nacionales nel difícil momentu que traviesen pero tamién amenorgar asientos pa tener más cintura, flexibilidá énte cualquier encamientu o imposición de les autoridaes sanitaries, como faer controles sanitarios al públicu o afaer distancies. Y nun somos ayenos a la realidá económica que xeneró ente’l públicu la crisis”.

Ser prudentes siendo posibilistas

Pero, conclúi García, “tengo’l convencimientu de que s’hai de celebrar por munches razones, primero la cultural, porque somos lo que somos pola manera de vivir que tenemos; depués, porque representa les esencies y l’identidá d’una sociedá pensar y celebrar colos nuesos clásicos; pero amás ye un motor económicu nel conceyu y la contorna, y pa munches compañíes españoles que preparen teatru clásicu pa venir. Va Ser l’añu que más trabayemos, porque hemos de pensar en diez festivales distintos. Siguiendo la máxima del sieglu d’oru tamos intentando ser prudentes siendo posibilistas, con voluntá de fierro sabiendo que nos toca trabayar descomanadamente”.

Source URL: http://asturnews.com/los-festivales-de-teatru-tan-nel-aire-por-culpa-del-coronavirus/