Liber pide una llei qu’acabe col infiernu de los escritores xubilaos

by redacción asturnews | octubre 9, 2018 2:01 pm

Esta selmana pasada en Liber, les asociaciones d’autores falaron de situaciones de miseria, congoxa, de dellos endeldamientos, arrenuncios a premios y hasta un suicidiu. Una situación redirixida pola aprobación del Estatutu del Artista en septiembre pasáu que fala de faer compatible dos fontes d’ingresos, la xubilación y los drechos d’autor.

Y ye qu’entá falta qu’esi marcu concretese en lexislación qu’estableza la manera esacta en que se van compatibilizar los ingresos de la pensión y los de les vientes de los llibros de los qu’unu ye autor.

Dalgunos de los afectaos –casos non dramáticos– sí dexaron que se fixeren públicos los sos nomes: Forges, Javier Reverte, Antonio Llombes, Antonio Gamoneda… fueron sancionaos y encararon multes y problemes. “Gamoneda, un premiu Cervantes, túvose que faer autónomu con más de 80 años”, llamenta Manuel Ricu, de l’Asociación Colexal d’Escritores.

Hasta’l 2013, los y les escritores españoles d’una cierta edá vivíen de la mesma que los sos colegues de la mayoría de países europeos (ente ellos los vecinos Francia y Portugal). Esto ye, cobraben la pensión de xubilación a la que tuvieren derechu y a eso sumaben los sos derechos d’autor polos llibros que publicaben. Pero un real decretu del 2013 obligó-yos a arrenunciar a la metá de la pensión si’l restu d’ingresos superaba’l salariu mínimu añal. Empezaron les inspecciones, les multes y les protestes.

Carme Riera, “yá n’edá xubilase” y que representa a los 25.000 asociaos de Cedru, llamenta que “cualesquier puede tener un pisu, arrendalo y sumar eso a la pensión. ¿Por qué la propiedá intelectual ye menos que la inmobiliaria?”. Rico puntualiza que “nun falamos de millonarios, falamos d’escritores, la mayoría con pensiones de 600 a 700 euros. Hai un novelista bien conocíu que pidió al so axente que refugue contratos a partir de los 10.000 euros, otros que dexen d’escribir o de presentase a premios”. “Cervantes nun escribiera’l Quixote con esti sistema”, repostió Riera.

El audiollibru foi l’apartáu de moda nesti Liber, y h heboasta grabaciones en directu con llocutores que lleíen dende unos estudios instalaos en estands, como José Posada, el doblador de Matt Damon, qu’atacó La verdá sobro’l casu Harry Quebert de Joel Dicker; o Nuri Mediavilla, la voz d’Angelina Jolie, qu’optó por Jane Austen.

Javier Celaya dirixe Storytel n’español, fundada va un añu, que ye la principal plataforma de audiolibros nesti idioma. Cunta que “el sector acoyó’l formatu ensin les enormes rocees que sintió escontra’l y-book, al que nun faíen más qu’atopa-y peros. Sicasí, equí los editores tienen más claro que dambos formatos compleméntense”. Un estudiu realizáu ente los sos miles d’usuarios (tarifa plana de 9,99 euros al mes na so web, o 12,99 na app) señala que la hora punta ye de 22.30 h a medianueche.

Source URL: http://asturnews.com/liber-pide-una-llei-quacabe-col-infiernu-de-los-escritores-xubilaos/