Les escueles infantiles amuésense necesaries pa conciliar tres el confinamientu

Les escueles infantiles amuésense necesaries pa conciliar tres el confinamientu
29 xunu 08:44 2020 Imprimir

La crisis sanitaria desencadenada pol COVID-19 provocó toa una serie de consecuencies qu’afectaron y probablemente van afectar a munches families y por eso les escueles infantiles amuésense necesaries pa conciliar tres el confinamientu.

El zarru de tolos recursos formales de cuidu, educativos y de conciliación punxo sobro la mesa, d’un día pa otru, la imposibilidá de siguir retrasando l’adopción de midíes que, más allá d’esta crisis, aseguren un modelu de cuidos y conciliación corresponsable.

Los neños y les neñes, sobremanera aquellos más pequenos, siguen riquiendo cuidaos y educación, pero les families han de repensar cómo van compaxinar la so vida llaboral y personal nesta nueva normalidá, teniendo en cuenta que na ecuación probablemente nun van tar presentes, siquier al curtiu plazu, les opciones –por casu, d’aforu– que s’ufiertaben antes de la pandemia.

Esta situación ta siendo analizada anguaño dende distintos frentes, pero ye especialmente relevante plantegase qué va asoceder si les escueles infantiles nun pueden abrir les sos puertes cuando empiece’l nuevu cursu, o nun lo faen nes mesmes condiciones.

N’España, un 40 % de los neños y neñes que s’atopen na etapa de 0-3 años alleguen a escueles infantiles. Nun se trata d’una cuestión menor; falamos de casi 500 000 places educatives, de les qu’aprosimao la metá son quitaes, empreses pequenes que, como tantos otros sectores, tán viéndose sometíes a series dificultaes económiques qu’amenacien la so supervivencia.

Dempués de trés meses del españíu oficial de la pandemia, n’España aprobáronse numberoses midíes concretes pa sofitar a distintos sectores granibles, pero inda nun sabemos esactamente en qué condiciones van poder abrir les escueles infantiles –una indefinición que tamién afecta al conxuntu del sistema educativu–, un escenariu inciertu que pon en situación de riesgo miles de places, que podríen nun esistir cuando empiece’l próximu cursu.

El grave impactu que podría tener na vida de les families usuaries d’estos servicios el so posible zarru asitiaríanos potencialmente nuna etapa que resulta un tanto anacrónica, na qu’una vegada más sían les muyeres quien asuman amenorgamientos de xornada o salíes del mercáu llaboral p’asegurar l’atención de los sos fíos y fíes énte la falta d’alternatives pal so cuidu formal.

Coles mesmes, la igualdá social pue ser otra de les perxudicaes por esta crisis del coronavirus. Les places d’escueles infantiles públiques aumentaron significativamente nos últimos años n’España y, al igual qu’asocede n’otros países europeos, tendríen de garantizar un buecu a toes aquelles families que deseyen matricular ellí a los sos fíos y fíes.

Sicasí, la ufierta actual de los centros educativos públicos ye insuficiente p’algamar esti oxetivu y por eso munches families utilicen escueles infantiles privaes.

  Categories: