Leonardo DiCaprio enfotase por democratizar el mercáu del arte

Leonardo DiCaprio enfotase por democratizar el mercáu del arte
14 febreru 13:03 2018 Imprimir

Leonardo DiCaprio vieno acabante amosar so enfotu por democratizar el mercáu del arte dando-y tira al proyeutu qu’entamara en 2016 l’empresariu Magnus Resch cuando creó l’aplicación móvil Magnus, que dexa identificar fácilmente l’autor, el nome de la obra y el so valor.

El mundu del arte pue perpoco tresparente, especialmente palos que nun son compradores asiduos. Los galeristes nun suelen sopelexar los precios de les obres, polo que resulta complicao faese una idea del valor que puede tener cada cuadru. D’esto lleva tiempu quexándose l’académicu y empresariu alemán Magnus Resch: “Si unu quier mercar una pintura, precisa saber cuál ye’l preciu para poder comparar. Nun hai casi información sobro precios de galeríes”.

Consciente del problema, en 2016 l’empresariu creó l’aplicación móvil Magnus, que dexa identificar fácilmente l’autor, el nome de la obra y el so valor. Vendría ser pal arte daqué según el Shazam pa la música. Sicasí, esta democratización del arte causó problemes al ceador, y la app tuvo que permanecer fora de la AppStore mientres cinco meses. El motivu: delles galeríes, según les bases de datos Artsy y ArtFacs, aseguraben que-yos taben copiando la so información ensin permisu, daqué que darréu un xuez punxo en dulda, pos nun había base nes acusaciones.

Magnus sabía que s’enfrentaba a unu de los lobbys más fuertes qu’esisten a día de güei. Sicasí, la app volvía al mercáu. Esta vegada, más fuerte que nunca y de la mano de Leonardo DiCaprio. Y ye que, amás de ser un gran defensor del ecoloxismu, el de Hollywood tamién ta metíu nel mundu del arte. Ello ye que ye un habitual de la feria internacional Art Basel y son popularmente conocíes les grandes cantidaes de dineru que se dexa nes puyes.

Como coleccionista que ye, l’actor ye un fuerte partidariu de democratizar l’arte. Por ello, decidió echar un gabitu al alemán col so proyectu, convirtiéndose en conseyeru y principal inversor de Magnus. “DiCaprio ye un coleccionista, y gústa-y muncho nuesa app porque da tresparencia. Si merques daqué n’Internet, compares precios, pero nel arte eso nun esiste. Nun se puede googlear el preciu d’una obra, y eso ye queremos llograr”, asegura Resch, que por confidencialidad nun puede falar de cómo conoció al protagonista de Titanic nin cuánto dineru invirtió na so empresa.

Na actualidá, Magnus cuenta con más de 8 millones de precios de galeríes y puyes arrexuntaos por más de 200 “usuarios confiables”. Lo cierto ye que, pa bien o pa mal, Magnus abrió’l xuegu a una nueva yera del arte, onde la cortina corrióse, y l’información ta a la mano de toos con un simple click.

  Categories: