L’Atenéu Obreru de Xixón presenta 5 llibros en llingua asturiana

04 10:04 2014 Imprimir

Esti próximu xueves, día 6 de payares, a les seite y media la tardi, nel llocal social del Atenéu Obreru de Xixón (na Cai Covadonga, 7 – 1u Izda.), tendrá llugar la presentación de cinco llibros infantiles en llingua asturiana, espublizaos pola Editorial Impronta. Na presentación van tar los autores: Leonardo Borque (Bernardo Lodares), autor de Teba; Alfonso López Alfonso, autor de Valentín y el monte d’azucre; Carlos González Espina, autor de Falar ensín parar; ya Irene Riera, autora de Queridu día y Hai que tomar midíes.

Los llibros que se presenten tienen histories bien guapes que cuntar y a les que van averanos caún y caúna de los y les autores:

Teba

La guerra ente españoles traxo munches desgracies y necesidaes. La fame fue namás qu’una de les consecuencies d’aquella guerra terrible. En mediu d’esi tiempu d’escuridá y medrana, emociónanos la pequeña historia d’una perra que nun entendía de guerres y sí de fidelidá. «A lo meyor yá te lo contaron, pero va bastantes años hubo una terrible guerra ente españoles. Lo malo de les guerres no son solo los que muerren nos campos de batalla, sinón la desgracia que vien dempués…» Bernardo Lodares / Carmen Fernández.

Valentín y el monte d’azucre

Al protagonista d’esti cuentu encánta-y escuchar histories pero présta-y más contales. Pa convencer a la madre de que les coses que siempre anda inventando discúrreles él solu, escribe’l cuentu de Valentín y el monte d’azucre. «Cerca de casa de los mios guelos hai un monte que tengo muncha gana de xubilu. Ye tan blancu que delles veces abúltame que ta fechu d’azucre…» Alfonso López Alfonso.

Falar ensin parar

Ente ser un poco charrana o quedase cola pallabra na boca, la protagonista d’esti cuentu tienlo mui claro. A otros da-yos por axuntar caxigalines inútiles, pero ella quier más axuntar pallabres.Carlos González Espina / Ilustraciones: Marina Lobo

Queridu día

L’ánimu que se precisa pa facer frente al nuevu día ye’l mesmu que fai falta pa entamar una aventura. Sábelo bien la neña d’esti cuentu: cualquier viaxe, el más cortu o la vuelta entera alredor del mundu, empiecen de la mesma manera, con un pequeñu pasu. Llevantase de la cama y entamar un día nuevu ye dalgo bien costoso munches veces, como toos sabemos. Pero un esfuerzu como esi siempre tien premiu, sobre too si lo facemos col mesmu bon ánimu de la neña que protagoniza esti cuentu.Irene Riera / Ilustraciones de Lara González Lobo.

Hai que tomar midíes

La imprecisión con que falamos de munches coses nun-y gusta nada a la protagonista d’esti cuentu, seguramente una gran científica del futuru, que se pon a discurrir nueves maneres pa midir como se debe coses tan importantes como los besos, los abrazos, les esmoliciones, los disgustos, les allegríes… Nun sé si vos dais cuenta de lo poco preciso que ye la xente pa falar de munches coses. Pero eso nun val pa la protagonista d’esti cuentu: ella siempre mide bien les sos pallabres. Si toos ficiéramos lo mesmo, díbamos entendenos muncho meyor. Irene Riera.

  Categories:
Loading Facebook Comments ...