L’Alcalde entregó la Medaya d’Oru de la ciudá a la Fundación Ópera d’Uviéu

L’Alcalde entregó la Medaya d’Oru de la ciudá a la Fundación Ópera d’Uviéu
28 setiembre 12:23 2022 Imprimir

El Teatru Campoamor vistióse’l llunes 26 de setiembre, de gala pal actu d’entrega de la Medaya d’Oru de la ciudá a la Fundación Ópera d’Uviéu. L’Alcalde, Alfredo Canteli, apurrió la máxima distinción qu’otorga’l Conceyu a una institución que celebra anguaño la so 75 temporada.

La ceremonia, presentada pola mezzosoprano María José Suárez, empezó cola interpretación, per parte de la Orquesta Uviéu Filarmonía (Ofil), dirixida pola maestra Lara Diloy, de la Obertura de Manon de Jules Massenet, que dio pasu a la llectura del decretu de concesión d’esta distinción, propuesta pol Alcalde y ratificada nel plenu del pasáu abril, por unanimidá. El secretariu municipal, Jesús Fernández de la Ponte, aseguró que la Fundación Ópera d’Uviéu recibe esta distinción “pol so compromisu, esfuerzu ya importancia pa la capital asturiana”.

El director d’escena español, l’uvieín Emilio Sagi fixo una glosa de la institución por vídeu y dio la norabona a la institución. Darréu, tuvo llugar la entrega de la Medaya d’Oru y pergamín per parte del Alcalde, Alfredo Canteli a Juan Carlos Rodríguez-Oveyeru, Presidente de la Fundación Ópera d’Uviéu, qu’emocionáu aseguró que “la ópera forma parte del ADN de la nuesa ciudá” y coincidiendo col 130 aniversariu del Teatru Campoamor, el 75 aniversariu de la nuesa temporada d’ópera, la segunda más  antigua del país. Los que nos acompañen nel escenariu (escenógrafos, directores d’escena, musicólogos, xastres…) son una estensión de toos ustedes. Vós sois los auténticos destinatarios d’esta reconocencia”. Y destacó l’esfuerzu fenomenal lleváu a cabu pola Ofil nos años duros de pandemia por sacar alantre les temporaes. La d’esta arrinca col estrenu mundial de La dama del Alba, del compositor asturianu Luis Vázquez del Fresnu, llibretu inspiráu na obra de teatru del mesmu títulu escrita pol tamién asturianu Alejandro Casona”. Rodríguez – Oveyeru tamién tuvo una alcordanza pa “tolos que triaron estes tables, los meyores esponentes de la ópera mundial y a los que recordemos na nuesa esposición de Trascorrales, visitada por 12.000 persones, y qu’agora se puede ver en parte nel salón de té d’esti teatru (…) Nuesa obsesión ye sirvir más y meyor a los que nos arrodien y buscar sinergias con otres instituciones pa ufiertar y faer, xuntos, grandes coses. Más allá del fechu cultural detrás de la nuesa actividá hai munches persones trabayando por que la marca Uviéu sía un referente mundial”. Tamién tuvo “una alcordanza bien especial a quien me precedieron nel cargu” y concluyó asegurando: “El mayor de los ingredientes del ésitu ye la nuesa ilusión y amor pola ópera”.

L’Alcalde, Alfredo Canteli, aseguró: “ye un arguyu pa mi tar equí güei nesti actu d’entrega de la Medaya de la nuesa ciudá, na so categoría d’Oru, a la Fundación Ópera d’Uviéu. Dende güei, pasáis a formar parte del esclusivu y amenorgáu grupu de persones ya instituciones que cunten cola máxima distinción d’esti Conceyu. Norabona. Trátase, qué dulda quepe, d’un merecidísimo reconocencia que recibís, amás, nun momentu bien especial pa vós: cuando se cumple’l 75 aniversariu de la vuesa Temporada d’Ópera. Y digo vuesa, anque tendría de dicir nuesa” Porque, en realidá, la Ópera d’Uviéu ye un pocu de tolos uvieinos; que nos sentimos fondamente arguyosos de la nuesa tradición llírica”.

La Temporada d’Ópera d’Uviéu, recordó’l conceyal, “ye la segunda más antigua d’España y una de les más aclamaes del nuesu país; casi m’atrevería a dicir que d’Europa. Ye l’epicentru cultural de la nuesa ciudá, y caló tanto na sociedá uvieina que se convirtió nel meyor patrimoniu inmaterial d’Uviéu.  La ópera ye un referente y tou un emblema pa la capital d’Asturies. Pero tamién ye un envidiable motor económicu y turísticu col que yá quixeren cuntar n’otros munchos llugares. La so repercusión na nuesa economía y na creación d’empléu ta fora de toa dulda; non solo n’Uviéu, sinón en tola rexón. Según la profesionalidá y el talentu de toos aquellos que faéis esto posible y que, añu tres d’añu, consiguís que les más grandes figures del cantar y de la dirección artística pasen por esti escenariu. Algamar asemeyaes cotes d’ésitu y de reconocencia ye’l frutu de décades y décades d’intensu trabayu, d’esfuerzu y de muncha dedicación, que güei por fin vamos estremar como se merez. Y tou ello a pesar de los escasos recursos económicos de los que disponéis”.

Canteli aseguró a la Conseyera de Cultura, Berta Piñán (presente nel actu al pie de otres autoridaes) que “ la Fundación Ópera precisa, tanto del Gobiernu rexonal como del Ministeriu de Cultura, una mayor implicación económica. El respaldu, bien importante, del nuesu Conceyu siempres lu tendréis, pero lamentablemente nun ye abondu. Juan Carlos, na actualidá sois vós los encargaos de xestionar, con tanta notoriedá, esta apreciada institución. Pero sería inxustu que, nun día tan especial, nun m’alcordara de tantos otros que col so llabor, la so entrega, el so ciñu y el so compromisu, consiguieron asitiar la nuesa temporada operística al más altu nivel. Nun quixera mentar a naide en concretu pa nun dexame a nengún nel tinteru, pero siéntome na obligación de recordar a los tos dos predecesores nel cargu: Luis Álvarez Bartolomé y Jaime Martínez, que tanto fixeron pola nuesa ópera y que tan arguyosos sentiríense güei al recibir esta reconocencia de tola ciudá. Vaiga la mio alcordanza y la mio almiración escontra ellos, según la mio más cariñosu saludu a les sos vilbes, María Jesús y Susi, que güei nos acompañen nesti emotivu actu” y pa quien solicitó un aplausu.

“Nun tuvieron de ser fáciles los entamos, nin tampoco l’afitamientu de la ópera uvieina frente a otres ciudaes europees que siempres cuntaron con más recursos. Pero tampoco ye senciella la dómina que vos tocó vivir a vós. Paez que, afortunadamente, y d’una vegada por toes, dexemos tras la pandemia del coronavirus, anque non por ello tenemos d’escaecer lo vivío. Y, nel vuesu casu, la xestión frente a la crisis sanitaria foi digna d’almiración. Mira que ye difícil faer hestoria nun momentu de tanta incertidume como’l que vivimos va escasos meses y, sicasí, vós facer con aquel Tour de force. Cola representación d’once funciones de dos óperes distintes (Fidelio y Madame Butterfly) en dolce díes, a finales de 2020, baxu fuertes restricciones y col escrupulosu cumplimientu de les midíes de seguridá. Un finxu ensin precedentes aclamáu pola crítica a nivel nacional ya internacional que güei quiero poner públicamente en valor. Pos ensin esi esfuerzu titánicu, nel peor momentu de la nuesa hestoria recién, quién sabi cuál sería l’estáu güei de la nuesa ópera.  Non quiero estender muncho más, yá que nesti actu los protagonistes sois indiscutiblemente vós: los miembros de la Fundación Ópera. Pero, si dexar, antes de rematar, gustaría dedicar unes palabres a esti Teatru Campoamor nel que güei atopamos y que va pocos díes cumplió 130 años d’hestoria. Y ye que falar d’ópera n’Uviéu ye faelo tamién del Campoamor: L’elegante y señorial llar de la nuesa tradición llírica. Nun somos del tou conscientes los uvieinos de la suerte que tenemos de cuntar con esti teatru na nuesa ciudá. Y, por eso, ye la nuesa obligación curialo ente toos por que la Fundación Ópera y el Teatru Campoamor sigan soplando veles xuntos munchos y munchos años más”, indicó Canteli pa rematar dando les gracies “ como Alcalde d’Uviéu, y tamién como un uvieín más, por tolo que nos distis nestos 75 años d’hestoria. Yá que consiguistis implicar a tola ciudá nesti gran suañu que ye la ópera d’Uviéu, arriquecistis la nuesa ufierta cultural y, a última hora, fixístisnos meyores. Repitir la mio felicitación por esta reconocencia tan merecíu que non solo vos fai’l Conceyu, sinón tola ciudá. Y deseyar la mayor de les suertes, güei y siempres. Porque los vuesos ésitos van ser tamién los nuesos. Munches gracies pola vuesa atención y llarga vida a la Ópera d’Uviéu”.
Como si d’una ópera tratase se el Intermezzo de Cavalleria rusticana dio pasu al Actu II cola sopranu Beatriz Díaz, quien interpretó “Onde lieta usci, de La bohème” y a la proyección d’un video del 75 Aniversariu de la Ópera d’Uviéu.

El tenor Alejandro Roy interpretó “La vita è inferno de La forza del destín de Verdi “ y l’Himnu d’Asturies cerró l’actu.

  Categories: