L’Academia Estadounidense de Pediatría pide acabar colos azotes a los neños porque-yos provoca daños

L’Academia Estadounidense de Pediatría pide acabar colos azotes a los neños porque-yos provoca daños
07 16:11 2018 Imprimir

L’Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), qu’engloba a 67.000 profesionales de la pediatría, anunció esti llunes que va actualizar les sos polítiques sobro’l castigu corporal a menores y señaló que ye necesario poner fin a los azotes a los neños porque pueden afectalos al so desenvolvimientu cerebral.

Según un comunicáu de la institución académica, «el castigu corporal -o l’usu del azote- como ferramienta disciplinariu amonta l’agresividá en menores al llargu plazu y ye un elementu non efectivu pa enseñar a un neñu les sos responsabilidaes y el so autocontrol».

Con esta actualización de les sos polítiques, l’academia va poner nuevos recursos en relación a cómo se debe criar a los menores, unes ferramientes que tán pensaes pa padres y médicos. «De fechu -prosigue’l comunicáu-, nueves pruebes suxieren que puede causar dañu al neñu, afectando al desenvolvimientu normal del celebru. Otros métodos qu’enseñen a los menores la diferencia ente lo correcto y lo incorrecto son más seguros y más efectivos».

L’academia enfatiza, d’esta miente, el so pidimientu por que se prohiba’l castigu corporal, daqué que va afigurar nuna actualización de la so política interna al respeutu, ‘Disciplina Efectiva pa Criar Neños Sanos’, que va ser presentada mientres la Conferencia y Exhibición Nacional n’Orlando, tao de Florida.

Sicasí, l’academia non solo va centrase nel castigu físicu sinón tamién nel maltratu verbal a manera d’humildación. Nesti sentíu, unu de el autores de la nueva propuesta de política, Robert Sege, señaló qu’estes práctiques son agora menos comunes. «La bona noticia ye que menos padres sofiten l’usu del azote agora que nel pasáu», afirmó Sege, quien llamentó que «en munchos estaos el castigu corporal sigue siendo llegal magar les pruebes de qu’estropia a los neños, non solo física sinón mentalmente», según el mesmu comunicáu.

Na nota, l’academia de pediatras cita un estudiu nel que se conclúi que los neños de 3 años que fueron azotaos más de dos vegaes al mes fueron más agresivos cuando teníen 5 años y amosaron comportamientos negativos cuando teníen 9, anque nun dieron más detalles sobro esta investigación.

  Categories: