La XDLA pide negociar l’Estatutu ensin rayes coloraes

La XDLA pide negociar l’Estatutu ensin rayes coloraes
29 09:50 2021 Imprimir

La Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana pide a los grupos parllamentarios eliminar les rayes coloraes na negociación sobre la reforma del Estatutu y sentase a negociar ensin condiciones nin vetos, nun comunicáu asoleyáu esti domingu.

Nin los asturianos y asturianes merecemos menos derechos que’l restu de la ciudadanía del Estáu, nin les llingües propies d’Asturies merecen menos protección que les demás llingües. Por eso, la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana (XDLA) quier treslladar al Grupu Parllamentariu Socialista y al Gobiernu asturianu la necesidá d’entamar yá la reforma del Estatutu d’Autonomía, proponiendo una redacción nueva del artículu 4.u que reconoza al asturianu y al gallego-asturianu como llingües oficiales.

A los demás grupos parllamentarios píde-yos que se sienten a negociar esa redacción, ensin poner rayes coloraes, ensin condiciones previes y ensin vetos. La XDLA pide en particular a Foro Asturias que renuncie a la esixencia de que la futura llei de normalización llingüistica precise p’aprobase l’apoyu de 3/5 de la Xunta Xeneral. Esa mayoría reforciada, que’l propiu Estatutu marca pa reformase, ye una arbitrariedá ensin xustificación pa l’aprobación d’una llei d’usu posterior. Nin ye una condición sensata, nin ye oportuna, tolo contrario: ye inaceptable que s’entregue a una minoría de 19 del total de 45 representantes de la cámara la opción de vetar cualquier desenvolvimientu reglamentariu de los términos en que se tien que traducir la situación d’oficialidá. ¿Qué problema hai con qu’una llei de normalización la decida una mayoría de la cámara y cuatro años depués otra mayoría la matice, la ameyore o la cambie dafechu? Esa condición que-y quieren poner ye un agraviu comparativu coles demás comunidaes, que puen llexislar sobre esa cuestión con mayoríes simples, pero tamién ye una marxinación de la política llingüística en comparanza colos demás asuntos del llabor llexislativu de la Xunta Xeneral a los que nun se pon esi condicionante. Si nun hai esos 3/5, quíta-y al poder executivu la responsabilidá y el deber de llevar alantre la política llingüística que considere necesaria en cada momentu.

Foro Asturias nun pue condicionar d’esa manera les midíes polítiques del prósimu Gobiernu asturianu, que se tienen que decidir poles mesmes mayoríes que van determinar daqué tan importante como quién gobierna.

Asturies lleva yá 40 años de retrasu al respective de les demás comunidaes autónomes en cuestión de derechos llingüísticos. 40 años de desaniciu continuu del nuestru patrimoniu llingüísticu. Ye eso a lo que se tien que poner remediu cola reforma estatutaria. ¿Qué beneficiu saquemos d’esa situación desigual? ¿En qué meyoramos a les demás comunidaes con llingua propia oficial? Ye fácil de ver: en nada. ¿En qué tamos peor en comparanza con elles? En casi too. Por eso, la XDLA pide a los grupos parllamentarios que n’Asturies llevanten campañes de falsedaes contra la oficialidá, qu’espliquen por qué nun faen lo mesmo neses comunidaes. Tán desempolvando ensin ponese coloraos tola retafila de prexuicios de siempre sobre que la nuestra llingua nun existe, que nun la fala naide, que la oficialidá va ser l’apocalipsis… y pa eso tienen a la so disposición medios de comunicación que naturalicen y dan una apariencia de prestixu a les postures más radicalmente intolerantes. Ye lo de siempre: suplantar la oponión pública cola opinión publicada. Y nesa ceremonia de la confusión la incoherencia rescampla cuando se convida a venir a Asturies a dirixentes del Partíu Popular de Cataluña pa que participen en coloquios contra la oficialidá. Taba bien entruga-yos si tán en contra de la oficialidá en Cataluña. O, yá que la oficialidá ye tan negativa, por qué nun se posicionaron a favor d’eliminala en Cataluña. La cuestión que nunca respuenden ye por qué’l PP nun ta contra la oficialidá más que n’Asturies.

Énte esta situación de bloquéu de la reforma estatutaria, la XDLA tamién quier llamar a la prudencia dientro’l movimientu de reivindicación llingüística, sobre manera a les organizaciones sociales y entidaes culturales que puen vese tentaes d’apoyar yá de mano limitaciones a los nuestros derechos por entender que ye meyor una oficialidá amenorgada a nun llograr avance nengún nesta llexislatura. La reivindicación d’una oficialidá con toles lletres nunca va torgar que se llogre. Si lleguemos equí ye porque nunca abandonemos esa reivindicación, nin siquiera cuando nun había nengún diputáu a favor. Muncho menos agora qu’hai mayoría.

La XDLA lleva años trabayando en formular propuestes, sensibilizando y movilizando a favor del reconocimientu de les llingües d’Asturies como llingües oficiales, ensin retrasos, ensin retayos, ensin condiciones. Paeznos qu’esi tien que ser el papel de les organizaciones sociales y de los grupos y entidaes culturales. Y esi llabor ta fechu ensembre: la última demostración foi la manifestación del 16 d’ochobre pasáu, la postrera d’una riestra d’elles cada vez más multitudinaries dende que los partíos políticos favorables sumen una mayoría abonda na Xunta Xeneral. A los partíos con representación na cámara autonómica y namás qu’a ellos correspuénde-yos agora la negociación. Son ellos los que tienen la capacidá y la responsabilidá d’alcordar una redacción del artículu 4 del Estatutu d’Autonomía que recueya’l reconocimientu oficial de les llingües propies d’Asturies, l’asturianu y el gallego-asturianu, al llau del castellanu. Y la capacidá y la responsabilidá de poner enriba la mesa’l primer borrador pa entamar eses negociaciones ye del partíu que sofita al Gobiernu. El PSOE ye l’únicu que pue mañana mesmo destupir el procesu de reforma del estatutu y sentar a los demás partíos a debater sobre un documentu. Ye la hora de la política de verdá. Hai una parte importante de la sociedá que reclama unos derechos que son de xusticia y ye un imperativu democráticu que los partios políticos apauten la forma de concedé-ylos.

Nun teníen que ser necesaries más tribunes d’opinión, más artículos apoyando, más pronunciamientos… Pero, como yá anunciemos, la manifestación del 16 d’ochobre pasáu pue que nun vaiga ser la última demostración de puxu de la demanda de la oficialidá. Nes selmanes vinientes, a la vista de les novedaes que se conozan, la XDLA cunta entamar contactos con organizaciones polítiques, sindicales y sociales pa estudiar la posibilidá d’otra movilización a primeros del 2022.

Loading Facebook Comments ...