La revista cultural ‘El Ciervo’ algama’l Premiu Nacional al Fomentu de la Llectura

La revista cultural ‘El Ciervo’ algama’l Premiu Nacional al Fomentu de la Llectura
13 ochobre 11:18 2020 Imprimir

La revista de pensamientu y cultura El Ciervo, editada en Barcelona, foi galardonada col Premiu Nacional al Fomentu de la Llectura 2020 xuntu colos talleres de fomentu de llectura de prensa na escuela de l’Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y la Obra Social la Caixa.

El Premiu Nacional al Fomentu de la Llectura, una reconocencia ensin dotación económica, concédese como compensa y reconocencia a una trayectoria profesional o col fin de destacar aportaciones sobresalientes y siguíes empobinaes a favorecer el vezu de la llectura a persones físiques o xurídiques que destacaren nel desempeñu del fomentu del vezu llector y nel espardimientu de la llectura como una actividá cultural, positiva, útil y placentera.

El Ciervo ye una publicación cultural editada en Barcelona de forma ininterrumpida dende 1951 polo que la consideren la decana de les revistes culturales n’España. El xuráu premió a la revista por encarnar, a lo llargo de los sos 70 años, “les meyores señes d’identidá d’una revista cultural: espaciu de reflexón y alderique intelectual y cultural, puntu d’alcuentru ya intercambiu de ceadores y pensadores”.

Fundada en Barcelona por Joan y Llorenç Gomis y Roser Bofill xuntu con otru grupu de mozos inquietos, El Ciervo tuvo “inxeríu na hestoria recién d’una sociedá que tantes tresformamientos sociales, culturales y polítiques vivió nestes últimes décades”, señala’l veredictu.

La revista nació como una publicación d’inspiración cristiana y debe el so nome al Salmu 42. Foi conciliar antes del Conciliu Vaticanu II y democrática primero que llegara la Transición, polo qu’atopó en numberoses ocasiones cola censura, tanto la civil como la eclesiástica. Aquellos fueron los años doraos de la revista, qu’evolucionó y pasó por distintes etapes hasta güei, tamién presente nes redes con un blogue que s’actualiza semanalmente.

Si nos años del Conciliu foi protagonista la relixón, na Transición sería la política, pero nunca tuvo al serviciu de naide, nin de la Ilesia nin de los partíos a pesar de que nes sos páxines escribieren persones qu’acabaron venceyaes a los partíos políticos. Dempués llegó’l tiempu nel que la cultura fíxose predominante, pero siempres hubo una fonderada social bien marcáu.

El paragües de la censura eclesiástica, sumáu al de la censura civil, dexaba la publicación podada nos sos conteníos, pero legalmente amparada. Yera una revista estraña pal so tiempu, pero non illegal y foi hasta güei una escuela de periodistes. El so fundador, Llorenç Gomis, esplicaba cuando cumplieron 40 años (en 1991) que “naquella primer etapa tou yera bastante lliterariu, inclusive los artículos d’opinión ya idees”.

  Categories: