La Fenice de Venecia renaz convertida en barcu

La Fenice de Venecia renaz convertida en barcu
11 agostu 08:49 2020 Imprimir

El maxestosu Gran Teatru de La Fenice de Venecia reconvirtióse dempués del coronavirus. L’espaciu qu’antes se partía ente la platea, el fosu de la orquesta y l’escenariu agora son metros d’una superficie uniforme de madera que recreen la quilla d’una nave.

Onde antes se sentaben el espectadores, agora ye un escenariu en que los músicos pueden tocar respetando les distancies de seguridá. Onde apaecíen los intérpretes, agora hai delles decenes de butaques separaes unes d’otres a dos metros de distancia. El públicu tien de llevar el mázcaru p’aportar al teatru y hasta sentase, pero mientres la función puede lliberar d’ella. Sobre los músicos escolga la xigantesca llámpara central de cristal de Murano.

L’Arsenal de Venecia –agora, ente otres coses, llugar d’esposición mientres la Bienal d’arte contemporaneo– desempeñó un rol fundamental colos sos estelleros y armeríes estatales mientres gran parte de la hestoria de la Republica Veneciana. Quiciabes por eso la ciudá de les canales retorna a la llírica con un teatru tresformáu nuna nave en construcción que nun quier remembrar un naufraxu, sinón al nuevu mundu que se ta encimentando dempués de la pandemia. “Ye La Fenice que se ta construyendo una nave pa dir a un mundu nuevu”, esplica Ortombina.

La solución del barcu tien el propósitu d’allargar lo máximo posible l’espaciu de La Fenice pa dar la impresión de que’l teatru ye un llugar seguru. N’Italia, los teatros fueron los primeres en cerrar y nun se sabe cuándo van poder volver a la so capacidá habitual. El públicu tuvo qu’amenorgase drásticamente, y agora namá hai ente 300 y 350 espectadores en La Fenice. La diferencia, de nuevu, deber al coronavirus. Nos palcos pueden guardar la función persones soles, en pareya o families, pero non xente de distintos núcleos familiares. Poro, si vienen más families va haber más públicu. Sía que non, solo ye’l 30% de la so capacidá habitual.

Amás de querer utilizar la quilla pa dar un mensaxe simbólicu dempués del coronavirus, la barca foi la manera más espectacular qu’atoparon pa unificar los espacios de forma sostenible, ensin utilizar namás que madera pa los 26 metros d’eslora que construyeron los carpinteros de La Fenice na isla de Giudecca.

 

  Categories: