La escuela rural reclama conexones a internet dignes pa sos alumnos

La escuela rural reclama conexones a internet dignes pa sos alumnos
06 abril 09:19 2020 Imprimir

El principal problema de les families nun ye la falta de dispositivos, sinón la d’un accesu calidable a la rede que dexe siguir el cursu escolar y por mor d’ello, la escuela rural reclama conexones a internet dignes pa sos alumnos.

Desque se decretó la suspensión de l’actividá presencial nos centros educativos de la rexón, l’alumnáu trata de siguir el cursu de manera telemática. Pero non toos tienen ordenador, tablet o teléfonu móvil. Son entá ye más los qu’escarecen d’una conexón a internet digna, abondo fiable como pa poder recibir les xeres que -con un esfuerzu ímprobo per parte del claustru- manda’l centru. Les cifres, enagora, desconócense: los centros enfoten estos díes n’unviar a la Conseyería un cuestionariu nel que se reflexa cuántos alumnos tienen dalgún tipu de dificultá y de qué medios dispon el mesmu centru pa arreglalo, yá que nun hai un inventariu completu de la rede pública asturiana.

«Nun ye tantu’l fechu de que l’alumnáu o el profesores nun tengan ordenador, tablet o móvil, sinón la conexón», diz Ana Noguera, xefa d’estudios del colexu Aurelio Menéndez, de Ibias. Asturies ye, según los datos de la Secretaría d’Estáu pa la Meyora Dixital, la segunda provincia con peor cobertoria d’internet; hai 3.464 ‘zones blanques’ o localidaes ensin accesu. «Si va mal tiempu, llueve o nieva tenemos poco o nula cobertoria, dacuando, nin siquier hai señal de televisión nin lluz». Asina que trabayen, cuando y quien puede, con plataformes telemátiques pero, dacuando, toca faelo como tola vida: «Copiando enunciaos y llancando los coldos». Dos hermanos de Riodeporcos que pasen «más tiempu ensin cobertoria que con ella» aprovechen cada segundu en que’l teléfonu cueye señal pa descargase les xeres o unviales terminaes.

Nel Colexu Rural Arrexuntáu (CRA) Picos d’Europa, en Benia d’Onís, recurrieron al panaderu pa garantizar el derechu a la educación a tolos neños; tamién a quien s’atopen en zones blanques’ como Llabra y Santianes de Molenes. «Pidímoslu que llevara’l material escolar en soporte papel a cuatro estudiantes que nun se pueden conectar a les aplicaciones», señala’l so secretariu, Pablo Palacios. Agora tán valorando faer clases por videollamada pal alumnáu de sestu de Primaria que va empezar l’institutu’l próximu cursu, pero tarrecen desterciar la clase. En situaciones como l’actual «acentúase la desigualdá y faise patente la importancia d’acabar cola fienda dixital».

«Teníamos competencies dixitales, pero non hasta esti puntu», resume José María Suárez, director del CP Monteana. Toca tirar d’inxeniu. «Publicamos les xeres na web y el blogue del cole por que les descarguen y facer ‘offline’», diz Suárez, pero tamién al traviés de WhatsApp, yá que «ye más rápidu y llegues a casi toos; lo importante ye que nun pierdan el ritmu y ser tolerantes», diz Anabel Díaz Zapico, del colexu Les Arenas (Cabrales). Ya inclusive dalgunos disponen de miniportátiles de la dómina de Riopedre. «Tenemos munchos, pero la mayoría tán obsoletos y al nun tar nos centros, nun sabemos realmente si pueden usase o non», indica Elena Barrera, directora del IES de Cangas, qu’añede que «los problemes de los 600 alumnos son bien diversos y delles families, amás de tener una conexón probe, nun tienen competencies p’ayudar a conectase». Los docentes, como Verónica Cobián, directora del CP Pinzales, tener claro: «Hai que buscase la vida y evitar cargues adicionales a les families, que tán respondiendo perbién».

  Categories: