Inaciu Iglesias: “El verdaderu problema de la xuntanza del nacionalismu ye que los responsables de facela nun quieren”

03 setiembre 10:38 2010 Imprimir

Inaciu Iglesias (Uviéu, 1966), empresariu y articulista, acaba de publicar el llibru “Tu como yo”, onde fala del nacionalismu. Aprovechamos pa, amás d’adientranos nesta novedá bibliográfica, conocer les perspectives futures d’un home siempres atentu a la vida política, editor del periódicu Les Noticies, y dueñu de la editorial Trabe, la de más pesu na edición en llingua asturiana.

-¿Qué aporta de nuevo “Tu como yo” al estudiu del nacionalismu asturianu?

-Sentíu del humor, escepticismu, exemplos reales como la vida mesma, ganes d’entender la mala prensa que tien el nacionalismu, humildá y, quitante eso, nenguna pretensión más.

-“Sangre y tierra”, asina define la ideoloxía nacionalista. Sicasí, ¿nun-y paez que la confrontación izquierda-drecha sigue cuntando muncho nel nacionalismu asturianu?

-Y en tolos demás. La manera d’entender la propia identidá colectiva, el nacionalismu, tien siempre munchu que ver cola propia ideoloxía, cola propia edá, cola propia profesión y, en definitiva, con toles otres circustancies que nos arrodien. El problema ye entender qu’esa forma nuestra d’integranos nuna nación ye la única posible; que’l nacionalismu tien que ser namás como nosotros lu entendemos: que tien que ser namás de dereches o namás d’izquierdes. Eso lleva a la esclusión y esi ye un problema grave y común a cuasi toles naciones.

-Diz que-y quita la “mázcara” a esti movimientu políticu y que “paez más amable”, ¿cómo barrunta que se ve dende la sociedá asturiana?

-Con muncha empanada mental. Tamos empeñaos n’aplicar al nuestru país esquemes y clichés de nacionalismos que nun tienen nada que ver coles nuestres circunstancies. Y por eso llegamos a conclusiones ridícules. Y, cuidáu, porque eso val pa tol mundu: pa los que pretenden qu’equí hai un “conflictu internacional irresoluble” o pa los que cuenten qu’equí hai un “problema grave de separatismu”. La realidá ye que’l nacionalismu asturianu ye munchu más natural de lo que parez; munchu más sanu de lo que contamos.

-Paez claro que les opciones polítiques nacionalistes nun atoparon un sofitu popular importante, ¿ye quién a atopar les razones d’esta falta d’ésitu?

-Sí: la incompetencia de los responsables políticos d’eses opciones nacionalistes. Hai otres razones pero, pa min, esa ye la fundamental. Con diferencia.

-En cuantes a la situación de dixebra de les fuercies polítiques asturianistes, ¿plantega dalguna solución nel llibru?

-Nel llibru non, pero la solución ye bien cenciella: pa xuntase lo único qu’hai que facer ye xuntase. Tan fácil y tan enguedeyao como eso. Lo que pasa ye que los propios responsables d’entamar esa xuntura nun lo quieren facer. Esi ye’l verdaderu problema.

-Usté mesmu participó activamente en formaciones polítiques como’l Partíu Asturianista, la URAS, y nos últimos tiempos ye conocida la so simpatía pol Partíu Popular, ¿ónde s’asitia agora políticamente, ónde-y ve más futuru al desenrrollu del asturianismu dientro d’un partíu estatal?

-A mi préstame definime, en cuatru palabres, como demócrata lliberal, asturianista y buen rapaz (y sí, ya sé qu’esto último son dos pallabres). Lo que quiero dicir ye que, con esa ideoloxía, de la que nin pueo nin quiero desprendeme, voi facer por aportar ellí onde seya más útil: onde más me necesiten o onde más me quieran.

-¿Plantégase entós tornar a la política?

-Sí. Pero, por matizar, la palabra igual nun ye tornar porque, la verdá, tar en política, nunca tuvi. La pallabra correcta diba ser entós empezar; empezar en política con muncha humildá, más que nada porque tengo munchu que dprender.

-Ye empresariu y dizlo como una “confesión” nel so llibru anterior, ¿ye tovía un “pecáu” esta profesión n’Asturies?

-Vamos dicir que sigue siendo un pecáu pero, eso sí, cada vuelta meyor vistu. Agora entiéndese más como un mal necesariu. Mire usté, eso que ganamos.

-En 1996 fundó Les Noticies. A piques de cumplir quince años editándolu, ¿cómo valora esti tiempu?

-Ficimos los deberes. Enquivocámonos una montonera veces, acertamos en dalguna cosa pero, tenemos mui claro que ficimos los deberes y eso ye lo importante: aportamos dalgo, sumamos. Y vamos siguir faciéndolo.

-Fueron el primer periódicu asturianu en cuntar con una directora, Beatriz R. Viado. Dende va selmanes yá nun figura como máxima responsable, ¿tamos énte un cambiu de personal o ta detrás d’esta decisión dalgún xiru ideolóxicu nel periódicu?

-Ye una decisión interna de la empresa. Una decisión complicada pero necesaria y, como digo, cien por cien empresarial.

-Pa munchos espertos, la información en papel tien los díes cuntaos, ¿plantéguense dexar d’imprimir Les Noticies y pasar al formatu dixital?

-Tolos díes. Eso y otres coses. Quiero dicir que continuamente plantegámonos cual va ser el nuestru futuru y qué ye lo que podemos facer pa meyorar o, directamente, pa sobrevivir. El problema ye que nun hai una repuesta acertada. El que diga que sabe de xuru cuálu va ser el futuru del formatu papel o cómo va evolucionar lo dixital, o ye mui llistu o, directamente, miente. Naide lo sabe y dir resolviendo esi misteriu día tres día ye lo único que tenemos.

-Va dellos años fízose con Ediciones Trabe, ¿qué del cambios destaca del so tiempu al frente de la editora?

-Fici pocos cambios porque tuvi la suerte de contar con un equipu humanu inmeyorable; grandes profesionales. En cualquier casu, si dalgo cambiamos seique ye qu’agora publicamos menos y facemos por cuidalo meyor, sobremanera la promoción.

-Con Ámbitu trabayen nel campu audiovisual, siendo’l so productu más esitosu, “Camín de cantares”, ¿hai nuevos proyectos en mente?

-Sí, pero nun-y los voi dicir, porque asina queda usté con un poco ganes pa la viniente entrevista.

  Categories:
Loading Facebook Comments ...