Enfadu ecoloxista pol filme de Michael Moore a favor del petróleu

09 mayu 13:08 2020 Imprimir

El cineasta Michael Moore vieno acabante cayer del podiu de la izquierda pol so filme favoratible pa cola industria del petróleu. Agora adórenlu en Briebart News o’l The New York Post, exemplos de medios reaccionariamente trumpistes.11

Esi tránsitu marcalu l’estrenu dixital del documental –munchos cuestionen esa clasificación poles falsedaes que-y atribúin– tituláu Planet of the humans. Moore, el mesmu qu’al recoyer l’Oscar por Bowling for Columbine zurró al presidente George W. Bush pola invasión d’Iraq, ye’l productor executivu d’esti filme que’l so mensaxe encarpó a los que lluchen contra la emerxencia del calentamientu global. Y allantó a la industria del petroleo y el fracking.

La dirección y el guion correspuenden a Jeff Gibbs, unu de los estrechos collaboradores de Moore. Y la tesis ye que les enerxíes anovables son tan gafíes o más que les producíes a partir de combustibles fósil. Y, amás, detrás d’esa bondá verde escuéndese una mafia de banqueros, millonarios, multinacionales y activistes corruptos que namá escuerren el so beneficiu ensin importales el planeta.

El relatu sostien que’l problema ye la superpoblación y la sobro-esplotación de los recursos. Deduzse que la so receta ye’l control de la población, una idea que guarda estrecha relación colos grupos d’odiu antiinmigración. La mayoría de los que falen n’oposición a les enerxíes llimpies son homes blancos.

“Nun nos debería sosprender que los favorables al control de la población y l’industria del petróleu tán del mesmu llau”, diz el cineasta Josh Fox en The Nation. “Ye desmoralizador el dañu qu’esti filme fai nesti momentu cuando muncha xente ta preparada pa un cambéu fondu”, aprofia l’activista y periodista canadiense Naomi Klein.

Y lo que ye peor, remarca nun artículu Leah C. Stokes, profesora de la Universidá de California, “nun tien nada que dicir sobro les corporaciones del petróleu, qu’aportunaron na negación del cambéu climático y bloquiao el progresu de les polítiques climátiques por décades”.

Una de les quexes principales ye que la información ta desfasada nun sector qu’evolucionó bien rápido. Munches de les imaxes tienen más d’una década y tán obsoletas, ensin qu’en nenguna ocasión esclarie esto. “Amúrnianos comunicar que la película ta llena de desinformación y en namá medio día d’exhibición decidimos retirala de nuesu sitio web”, señaló Films for Action nun comunicáu.

Esti martes, más de seis millones de persones viéranlu en YouTube.

  Categories: