El Teatru Real va xuntase col Teatru de La Zarzuela a los 200 años recién cumplíos

by redacción asturnews | marzo 13, 2018 5:48 pm

El Teatru Real y el Teatru de la Zarzuela van fundise nun plazu d’un mes, aprosimao, nun centru que va pasar a llamase Teatru Nacional de la Ópera y de la Zarzuela, según informaron esti llunes fuentes de Cultura.

La hestoria d’esti Monumentu Nacional dende 1977, empecipia en 1817, cuando’l rei Fernando VII ordenó la remodelación de la Plaza d’Oriente y la construcción d’un teatru de la ópera nel mesmu solar qu’ocupaba’l popular Teatru de los Caños de la Peral. El 23 d’abril de 1818 asitióse la primer piedra. Con ello’l Rei pretendía impulsar la capital del reinu con un coliséu llíricu que pudiera oldeala a los que yá teníen otres capitales europees. L’entós ministru de la Gobernación, el Conde de San Luis, foi’l gran impulsor del proyectu, escurríu por Antonio López Aguáu, arquiteutu mayor del Conceyu. Pero problemes de calter técnicu y económicu provocaron socesives y llargues suspensiones.

La so construcción foi atayada dellos años ente 1820 y 1837 por falta de presupuestu y por cuestiones polítiques. Les obres costaron, finalmente, 42 millones de reales y foi inauguráu’l 19 de payares de 1850, coincidiendo col santu de la reina Isabel II, fía de Fernando VII, col estrenu de “La favorita” de Gaetano Donizetti.

Ente 1850 y 1925 el teatru vivió una dómina de puxanza y rellumanza. Consideráu unu de los más importantes d’Europa, en 1863 el mesmu Giuseppe Verdi dirixió los ensayos y asistió al estrenu, el 21 de febreru, de la so obra “La fuerza del destín”.Tres la revolución de 1868 y la instauración de la I República, el coliséu pasó a llamase Teatru Nacional de la Ópera. Mientres estos años, y magar les continues obres, les condiciones xenerales de caltenimientu del edificiu dexaben enforma que deseyar.

Un fundimientu en payares de 1925 provocó que fuera clausuráu por peligru de desmoronamientu. La última ópera representada antes del so zarru foi “La bohéme” de Puzzini, el 5 abril. La Guerra Civil y la dura posguerra enzancaron unes obres que teníen d’estenar el peligru de ruina inminente. La so total remodelación foi encamentada al arquiteutu Manuel González Valcárcel y el 13 d’ochobre de 1966 el Real abrió les sos puertes reconvertíu en Sala de Conciertos, con un aforu de 2.400 butaques. Hasta 1988, cola apertura del Auditoriu Nacional, el Teatru Real foi la única sala de conciertos de Madrid, na que desenvolvieron les sos temporaes tanto la Orquesta Nacional como la acabante crear Orquesta Sinfónica de RTVE.

Tres el llargu procesu d’obres, el 11 d’ochobre de 1997, el Teatru Real reabrió les sos puertes como teatru de la ópera con un programa doble compuestu pola obra ‘La vida curtia’ y el ballet ‘El sombreru de trés picos’, dambes de Manuel de Falla. La gala inaugural foi presidida polos Reis Don Juan Carlos y Doña Sofía, retresmitida por TVE y vivida como xuna nueche onde resonó l’ecu d’una tradición que se rescataba del silenciu y del olvidu. L’estrenu: la representación de ‘Divines palabres’, d’Antón García Abril. Nestos 20 años, el Teatru Real consolidóse como xuna institución escénica de referencia n’Europa.

Nestes casi dos décades, buscóse un equilibriu ente obres de repertoriu clásicu y creaciones contemporanees, y acoyéronse producciones de los principales teatros del mundu, según primeres figures internacionales del cantar, la dirección musical y escénico y la danza.

Declaráu Monumentu Nacional en 1977, el destín del Teatru Real camudó de nuevu tres la redacción del Plan Nacional d’Auditorios (1983), pol que se decidió la construcción del Auditoriu Nacional como see de conciertos, y l’aprobación del proyectu de reconversión del Real como Teatru Llíricu en 1985, recuperando asina’l so calter inicial de teatru de la ópera.

Source URL: http://asturnews.com/el-teatru-real-va-xuntase-col-teatru-de-la-zarzuela-a-los-200-anos-recien-cumplios/