El plan antiacosu nes aules tendrá activase en trés díes tres la denuncia

El plan antiacosu nes aules tendrá activase en trés díes tres la denuncia
19 febreru 17:41 2018 Imprimir

El plan antiacosu nes aules tendrá de ser activáu en menos de trés díes tres la denuncia. El protocolu contra l’acoso escolar nes aules asturianes data de 2006 y entá sigue a valir.

Nos dolce años caberos, esti plan camudó enforma la realidá de los colexos ya institutos col usu de los teléfonos móviles y l’apaición de les redes sociales que se convirtieron na vía de hostigamiento más grave. Consciente de qu’hai que lluchar contra’l bullying y de que ye precisu actualizar esti reglamentu, Educación ellaboró un modelu, entá abiertu a cambeos, que yá presentó a el directores de Primaria y Secundaria, quien coinciden na necesidá d’una puesta al día.

Nun anexu d’esti documentu, la conseyería axusta una serie de plazos nos qu’actuar. Nel casu d’esistir una denuncia, non puede tardase más de trés díes lectivos en poner en marcha’l protocolu nin trescurrir más de quince ensin unviar un informe a Inspección coles comprobaciones, el plan d’actuación y el procedimientu siguíu cola familia. Y desque esista un plan d’actuación nun van poder pasar más de ventidós ensin qu’Inspección reciba otru de siguimientu. Al respeutu, los docentes esclarien que, nel casu de que se compruebe que sí hubo una agresión del tipu que sía, pero puntual y nun seya acosu, va haber otru modelu para comunicalo y nun va ser necesariu faer toles xestiones por abusu.

Al igual que nel de 2006, el protocolu pide que se faiga constar en qué llugares se produció’l supuestu hostigamiento. A l’aula, el patiu, los pasiellos, los aseos y el ximnasiu o a la entrada y salida del centru, xúnense agora dos más: la cafetería y l’autobús o dalgún otru tipu de tresporte escolar. Espertos como Andrés Bellido -artífiz del programa Tutoríes ente Iguales- recuerden que los comedores ye unu de los llugares onde más casos se producen.

Otra de les novedaes ye que l’informe yá nun lo va ellaborar solo’l xefe d’estudios, sinón un equipu formáu por cuatro persones: el director, el xefe d’estudios, l’orientador y el tutor del grupu. El directores yá avanzaron que parte de los sos allegamientos van aludir a los plazos de presentación d’informes en casu de denuncia, que ven «daqué afechos», y n’otres pidirán cambeos por que en el protocolu nun figure categóricamente si l’equipu considera qu’hai acoso o non, sinón posible acoso o non.

El documentu ye muncho más refechu sobro les maneres d’acosu, siempres dexando claro que pa determinar si hai hostigamiento, hai que tener en cuenta cuatro factores: si hai desequilibriu de poder ya indefensión; intencionalidad en faer dañu, personalización (dir a por una persona en concretu) y repetición.

Nel anterior documentu, la conseyería establecía cinco clases d’abusu y, dientro de caúna, apenes había un par d’epígrafes sobro qué acciones se podíen considerar como tal. Asina, falaba d’esclusión y marxinación social (ignorar a daquién); agresión verbal repitida (faltar/falar mal de daquién); agresión física repitida; agresión psicolóxica repitida (amenaciar a daquién pa mete-y mieu/obligar a faer coses/poner llamátigos y estender rumores) y acosu o abusu sexual.

 

  Categories: