Discursu de los XXVIII Premios Andrés Solar 2012

24 avientu 11:34 2012 Imprimir

Cúmplense 28 años, 28 ediciones d’estos premios que siguen teniendo los mesmos oxetivos que tuvieron de la que nacieron: los de reconocer el compromisu del militante y compañeru Andrés Solar, y valorar, en positivo y negativo, lo fecho por persones o colectivos en cuantes a la llingua asturiana. Son oxetivos, valoraciones, reconocencies y sacrificios nunos tiempos de fonda corrupción moral onde se trata de contino de frayar la nuestra llingua, de valtar los llogros que, anque puedan abultar pequeños, foron algamándose col esfuerzu de muncha xente que, como a Andrés, fiérven-y dientro les palabres que falen de futuru.

Esti añu qu’acaba, anque l’acabóse nun paez que vaiga desta, encetémoslu reflexonando sobre’l Llibru Blancu asoleyáu va 15 años y comprobando cómo munchos de los problemes que tenía l’idioma na educación, nos medios y na Alministración siguen presentes anguaño. A esto hai que sumar los retos que como comunidá llingüística tenemos pal futuru y que vienen de la mano de les tresformaciones sociales y tecnolóxiques tán fondes que tamos viviendo. Too ello trai consecuencies pal movimientu reivindicativu, pa la producción cultural asturiana y, mesmamente, no demográfico, pal fechu mesmu de la tresmisión interxeneracional del idioma y la so manera d’apaecer na sociedá. Esti añu tamién vieno marcáu pol afondamientu na estroza de la situación del sistema económicu d’Asturies y del turnismu partidocráticu nes instituciones. Nenguna de les dos coses traxo munches novedaes. Pero la pérdiga y afogamientu de dalgunes de les más importantes actividaes mediátiques y de los espacios d’intercambiu y distribución de les producciones culturales asturianes ta llevando a un retrocesu de la visibilidá del idioma y de les sos posibilidaes creatives. A pesar d’esto, la vitalidá de la creación n’asturianu sigue faciendo’l llabor d’intentar llegar y calistrar na sociedá asturiana. Bona prueba d’esto son programes, llibros y discos que, teniendo una promoción escasa, son a abrir camín y llegar a la xente.

Pela nuestra parte, dende la Xunta, siempre vamos intentar con tolos medios facilitar y facer de ponte ente la xente y les manifestaciones culturales del asturianu… sía colos conciertos, coles actividaes como amorpolallingua o colos premios críticos de va unos díes.

La prorroga presupuestaria d’anguaño foi amestando un recorte enriba d’otru, favoreciendo la desapaición de medios de comunicación y la cuasi eliminación de les actividaes musicales entamaes nos conceyos y les axendes culturales. El mercáu, los establecimientos, les empreses y les persones que tán detrás del mundu cultural asturianu tán sufriendo la mesma sangría continuada como bien d’otros sectores fundamentales pa caltener una sociedá xusta y cohesionada. La concesión de la madreña purpurina o madreñazu d’esti añu a los recortes en materia llingüística y a la llamada Llei Wert son un bon exemplu de lo que tamos falando y del futuru nel plazu curtiu. Como dixo’l xuráu, “nos últimos años, con diferentes gobiernos y cola pasividá de los grupos parllamentarios, tamos asistiendo a l’aplicación d’un programa sistemáticu d’esmantelamientu del texíu cultural y mediático n’asturianu”. L’asfisia progresiva de los sectores que s’encargaron, a lo llargo d’años, de dar cierta normalidá al idioma trai badagüeyos bien prietos pal futuru. De poco paez valir l’exemplu d’unos creadores y profesionales que foron a facer obres de prestixu y valía reconocida, de poco paez valir que con ayudes bien modestes fora a llevantase una rede de producción cultural diversificada, humilde, pero digna. L’Alministración que tenemos sigue ensin poner el más mínimu interés en conocer les necesidaes reales d’editores, productores y creadores, siguen ensin adaptar y modular les ayudes a les verdaderes necesidaes de la nuestra producción cultural y siguen ensin facer el más mínimu esfuerzu na promoción y difusión de les obres.

Tocante a la llamada Llei Wert, como afirma’l xuráu, “solo hai que dicir qu’introduz brutales modificaciones que puen suponer un peligru de desaniciu de la enseñanza de la llingua”, que, per otra parte, yá ta nuna situación de marxinación llaceriosa. Basta con poner d’exemplu’l principiu d’esti cursu, onde se recibieron quexes por falta d’escolarización d’alumnos de toles etapes y niveles. Naide pue duldar qu’esta modificación de la llei d’educación va tener consecuencies negatives p’asignatures como l’asturianu que yá se topen nuna precariedá sistemática. Por toes estes razones, considerámoslos bonos merecedores d’esti antipremiu.

Pero, como tolos años tamién, lo más importante d’esti actu, más que’l repasu de despropósitos, ye la celebración equí de les coses que sí se faen, que sí se trabayen con procuru. Lo importante ye l’espíritu que 28 años depués del primer pegollu que recibiera en memoria Andrés Solar, sigue emburriándonos. A pesar de les circunstancies d’esti tiempu nel que tamos, el xuráu de los premios tresmitiónos la bayura de candidatures qu’hubieron considerar pa esta edición. Eso demuestra a les clares el puxu de la xente na organización d’actividaes y proyectos qu’usen l’asturianu o que tienen como oxetivu la so revitalización. Nesta ocasión el xuráu decidió otorgar el pegollu -los pegollos, qu’hai dos- de manera conxunta a la formación musical Dixebra y a Ediciones Trabe, que, como diz l’acta, “cumplen 25 y 20 años respectivamente como proyectos fundamentales pa entender el desarrollu cultural, social y económicu de la llingua asturiana nes últimes décades. Pol so apueste decidíu pola música y lliteratura a lo llargo de bien d’años, demostrando que l’asturianu ye una ferramienta útil y necesaria nel rellatu de la contemporaneidá d’Asturies”. Nun ye que siamos muncho d’aniversarios nin d’eses coses, pero estos años de llucha y compromisu son importantes, non solo como cifra sinón polo que significaron y signifiquen de trabayu diariu y añu tres añu na dignifcación y difusión del asturianu.

TRABE Dende 1992, Ediciones Trabe vien construyendo un potente catálogu lliterariu con centerares de referencies de narrativa, poesía, teatru, ensayu, monólogos, clásicos, revistes, lliteratura infantil y xuvenil, diccionarios y gramátiques, cómics, etc.

A lo llargo d’estos años, la gran mayoría de los autores n’asturianu tanto actuales como clásicos tienen asoleyao dalguna obra con Trabe. Tamién podemos lleer n’asturianu obres d’Homero, Kafka, Pavese, Scott Fitzgerald, Stevenson o Balzac…

Esti llabor fai de Trabe una editorial d’absoluta referencia pa la cultura asturiana, un símbolu reconocíu de la lliteratura asturiana. El rigor, la profesionalidá y profesionalización de Trabe fizo posible a lo llargo d’estes dos décades el desarrollu y la estabilización de la lliteratura n’asturianu y de los creadores mesmos. Por eso dende la XDLA queremos dar les gracies a Esther y Samuel -los responsables actuales de la editorial-, a tola xente que trabayó en Trabe estos años, a los sos responsables anteriores -Antón García, primero, y Inaciu Iglesias depués- y desear lo meyor pal futuru porque eso va significar que la llingua y la cultura asturiana tamién van tar meyor.

DIXEBRA

Con Dixebra, la verdá ye que los medios especializaos yá tienen agotao los calificativos, falando de la fuercia y el compromisu d’esta banda a la qu’asitien yá metanes del camín ente la hestoria y el mitu.

Y ye que, dende la so formación nel Avilés de finales de los 80, cada trabayu nuevu, cada conciertu y cada discu afondó na crónica radical de la realidá asturiana. Y non solo eso, sinón que los que quieran enterase de verdá de lo que pasó n’Asturies nel últimu cuartu de sieglu han acudir a les sos referencies discográfiques: dende Grie-ska, ¿Asturies o trabayes? O Apuntate a la llista; hasta’l Dieron en duru, Glaya un país o Sube la marea. Depués llegaron les Cróniques d’un pueblu, l’Ensin novedá, N’acción y l’Amor incendiariu. Ensin escaecer más recopilaciones y as versióis eonaviegas.

Too ello en xunto, más los centenares de conciertos, formen un corpus compactu y coherente que val, muncho meyor que l’adulterada historia oficial o mediática, pa entender la sociedá, la vida cultural y la conflictividá llaboral nestos 25 años.

Por eso dende la XDLA queremos agradecer esti llabor y compromisu constante a Dixebra. Y tamién queremos reconocer como organización la deuda escomanada que caltenemos con ellos, representada n’hores y hores de trabayu, ensayu y música nos Conciertos pola Oficialidá. Gracies.

P’acabar yá, con esti tiempu que tamos viviendo y el que pueda llegar, facemos, como siempre, un llamáu optimista a la implicación y al compromisu cola nuestra llingua. Sabemos que los Gobiernos asturianos hasta’l momentu nun punxeron interés por asegurar un futuru pal nuestru patrimoniu llingüísticu; vienen demostrándolo años, negando por sistema les soluciones que valieron n’otres partes del Estáu: la reconocencia xurídica de la oficialidá y les polítiques de revitalización efectives. Escoyeron una muerte lenta con actividaes que son, les más de les veces, con vocación de muséu. Agora anuncien más recortes pa neutralizar l’actividá cultural y informativa…

Pero la nuestra respuesta nun va ser mirar pa otru llau, nin baxar los brazos, nin echar la culpa a los que sufren la situación, nin apuntanos al posturéu neocon. La nuestra respuesta va siguir siendo la de defensa apasionada de la llingua, la de predicar col exemplu, la de comprometese cola educación y la tresmisión del idioma a los nuestros fíos, la de falar a la xente y los medios de y na nuestra llingua, la d’apoyar la creación cultural n’asturianu…. Nosotros y nosotres vamos siguir na llucha, porque sabemos de la urxencia, del peligru, de les necesidaes. El nuestru idioma manda un SOS… ¿qué vais facer?

  Categories:
Loading Facebook Comments ...