Discursu de la Manifestación pola Oficialidá 2013

06 mayu 10:34 2013 Imprimir

Gracies por venir a celebrar y reivindicar unes lletres y una llingua. Por festexar un pasáu dignu y por reclamar de contino un presente xustu y un futuru que tenemos que facer posible.

Gracies por participar nesta llucha a veces sorda pero siempre constante.

Nunca, nunca’l tafu a podrén foi tan fuerte. Nunca como agora fomos quien a percibir el fedor que sal de la nuestra castra gobernante y del so réxime de mediocridá y intereses. Nesti tiempu que vivimos yá nun va quedando naide que nun seya a ver la estafa, el fraude a la ciudadanía y a los sos derechos llingüísticos a lo llargo de más de trenta años. Trenta años reivindicando, esixendo un tratu igualitariu. Pidiendo namás derechos. Y la respuesta de los partíos gobernantes foi siempre la mesma: mirar pa otru llau, dar llargues.

Trenta años onde los dirixentes políticos asturianos tuvieron tola capacidá, competencies y oportunidaes pa reconocer derechos fundamentales, pa dar un marcu llegal xustu d’oficialidá y p’asentar les polítiques qu’aseguren el futuru del idioma. Y esto, que paez ser que ye de lo poco que puen facer, nun-yos da la gana facelo; nun-yos da la gana solucionar la igualdá de tratu y derechos pa la ciudadanía.

Pero ye que tampoco nun faen nada na situación actual d’espiral programada d’asfixa de les poques coses qu’había: servicios de normalización, medios de comunicación, producción lliteraria y musical… Estos sectores y, lo que ye más grave, les persones que taben trabayando nellos, tán llevando’l mesmu destín que munchos otros sectores y persones n’Asturies. La desapaición o l’exiliu paecen ser les úniques alternatives que dan los nuestros gobernantes.

Amás, estos últimos meses vien falándose na educación de la llamada Llei Wert, que se presentaba y sigue presentándose como una amenaza pal sistema educativu en xeneral y pal futuru de la enseñanza de la llingua en particular. Les declaraciones de que la cuestión va quedar nes manes de les autoridaes asturianes nun tienen qu’engañanos y muncho menos desmovilizanos. 25 años d’escolarización na marxinación y precariedá han valinos de llección. Nun nos val el “yá veremos” y muncho menos el “va quedar como ta”, porque’l “como ta” ye una llaceria. La movilización nun pue parar y hai que siguir recordándo-yos que la nuestra llingua tampoco se corta y que tien que tar n’igualdá de condiciones y como les demás: oficial.

Y ye que la oficialidá, como conceptu d’igualdá y delles veces hasta como palabra, molesta y repuna a una parte importante del nuestru establishment políticu y tamién cultural. Unes persones que dexaron cristalizar l’autoodiu nuna especie d’ideoloxía xustificadora del apartheid llingüísticu. Despreciu y racismu cultural a cargu de los fondos públicos.

El cantar ye siempre’l mesmu: “tamos pola promoción pero non pola oficialidá”. Yá valió. Hai que lo dicir bien claro (non pa que lo entiendan, qu’eso sábenlo de sobra: ye pa que se vea que lo tán faciendo a sabiendes). Nun se pue tar a favor del asturianu y nun poner les bases llegales pa que pueda sobrevivir. Y eso llámase oficialidá nes otres comunidaes con llingua diferente al castellanu. Lo uno va colo otro. Ye como si un Gobiernu diz que ta a favor de que nun haya apartheid pero, pudiendo acabar con él, nun toma les midíes polítiques pa quitalu de les lleis.

El partíu que gobierna, el PSOE, sabe de sobra que si nun hai igualdá de derechos llegales, si nun hai una política decidida de normalización social, la llingua asturiana ta condenada a dexar de falase, porque nun se tresmite de padres a fíos y desapaez de la vida diaria. Pero quieren más polítiques d’entretenimientu y distracción que nun valen yá nuna Asturies ondé acabó’l circu y el pan anda escaso.

La voluntá de los nuestros gobernantes vese bien a les clares n’asuntos como los medios de comunicación públicos y l’aplicación de toponimia. Como demostremos col informe sobre l’usu del asturianu na RTPA, el tratamientu de la llingua propia en porcentaxes y temátiques ye asemeyáu al que la televisión franquista daba al catalán. Oyistis bien: ye’l modelu de política llingüística d’estes últimes decades (caxigalines y corrección política aparte). N’Asturies, los nuestros gobernantes siguen moviéndose nes mesmes coordenaes sociolóxiques de la dictadura en cuantes al respetu a la diversidá llingüística.

Otru exemplu sangrín de la desgana de l’Alministración ye la situación del procesu de recuperación de la toponimia. Dientro poco va cumplise un añu dende l’aprobación del últimu espediente d’oficialización, y dende entós nada se sabe de la situación d’otros espedientes nin de la mesma Xunta de Toponimia. Y, como sabéis, que s’aprueben los espedientes ye namás un pasu del camín, depués queda’l cumplimientu. Y neso tamos igual o peor, con incumplimientos sistemáticos o usos erráticos de l’Alministración asturiana. Tampoco nun fixeron nada pa establecer los convenios necesarios p’aplicar la toponimia oficial nes instalaciones y infraestructures dependientes del Estáu.

Pero faciendo frente a esti panorama siempre vamos tar nós, la xente del movimientu de reivindicación llingüística, plantando cara a los que nos nieguen derechos y lluchando polo que creemos y queremos. Y pa eso tenemos que tar siempre sollertes, pa tornar el prexuciu y pa construyir espacios nuevos pa la llingua, pa ponenos de pies na esixencia d’un futuru dignu.

Y ye un trabayu que hai que facer yá, nun hai sides posibles. Hai que preparar el día depués tres esta nueche de velea qu’anubrió los nuestros suaños y los nuestros derechos.

¡L’asturianu, llingua oficial!

¡Vémonos na llucha diaria pol futuru de la nuestra llingua, ah, y nel conciertu pola Oficialidá (8 de xunu en Xixón), nun van ser quien a paranos!

  Categories:
Loading Facebook Comments ...