Condergáu per prevaricación un profesor qu’aprobó a una alumna ensin faer l’exame

Condergáu per prevaricación un profesor qu’aprobó a una alumna ensin faer l’exame
21 febreru 08:28 2017 Imprimir

El Tribunal Supremu condergó a un profesor de la Universidá de Granada a siete años de inhabilitación por delitu de prevaricación por poner un sobresaliente a una alumna nun exame al que nun se presentó. Tratase de la primer condena del altu tribunal a un docente por una prevaricación d’esti tipu.

La Sala de Lo Penal refuga íntegramente el recursu del profesor contra la sentencia de l’Audiencia de Granada que lu condergó por estos fechos que-y dexaron a l’alumna en cuestión aprobar por compensación otres asignatures y llograr un mes dempués el títulu de Llicenciada en Pedagoxía. Tamién se ratifica en siete años de inhabilitación a la que fuera adxunta a l’alministradora de la Facultá de Ciencies de la Educación de dicha universidá, por mediar ente alumna y profesor, según recueye la sentencia de la que foi ponente’l maxistráu Luciano Varela que conclúi que los fechos constitúin un resolvimientu alministrativu susceptible de determinar la comisión d’un delitu de prevaricación.

Los fechos tuvieron llugar en xineru de 2008, cuando l’alumna espunxo a la mediadora tamién condergada que-y yera bien difícil asistir a les clases y realizar los exames al tar trabayando en Cádiz y que precisaba aprobar dalguna asignatura pa poder aportar a dereches de compensación previstu na Normativa de la Universidá de Granada. L’alumna nun axuntaba los requisitos esixíos pal llogru del correspondiente títulu, al nun tener aprobaes asignatures troncales de primer y segundu ciclu y escarecer de creitos abondos.

La muyer espunxo la situación al profesor condergáu, con quien caltenía bona relación y qu’impartía l’asignatura del primer cuatrimestre ‘Orientación Escolar y Tutoría’ y este aportó al pidimientu “ensin que tuviera que realizar nengún exame, entá ensin conocela y ensin que pudiera asistir a nenguna de les sos clases hasta’l momentu porque nin siquier taba matriculada”.

Una vegada aseguróse l’aprobáu, la emplegada de la facultá contactó cola nueva y esplicólu que falara con un “profe amigu” a quien-y pidiera’l favor de que-y aprobara y aportara. Ella contestó-y estimándo-y el favor y diciéndo-y qu’esi mesmu mes diría a Granada pa presentar l’impresu de pidimientos varios pa compensación y pagar l’asignatura. Amiesta’l Supremu qu’ente les especificidaes d’esti resolvimientu van poder señalase les que se consideren derivaes de la llibertá de cátedra. “Pero ésta nunca constitúi -esplica la sentencia–, o siquier nun tien de constituyir, una carta en blancu pa expedir la acreditación de suficiencia de conocencies de manera libérrimo y, menos, exentu de control qu’escluya l’arbitrariedá”, reza’l resolvimientu.

  Categories: