Atopaos los aníos ‘máxicos’ de nueve obispos medievales

by redacción asturnews | diciembre 5, 2020 9:01 am

La lleenda cunta que nueve obispos retiraronse nel monesteriu de Santu Estevo de Ribas de Sil, onde morrieron y fueron soterraos ente los sieglos X y XI y que los sos aníos episcopales, que se guardaron nuna caxa de plata, llueu adquirieron fama de sanar a los enfermos. Agora acaben atopalos.

El mitu d’estes reliquies, col tiempu, cayó nel escaecimientu, inclusive ente los pocos habitantes del pequenu pueblu de Santu Estevo. Sicasí, un ecu de la hestoria llegó a oyíos de la escritora María Oruña, que tres un tiempu d’investigación, se documentó lo suficiente pa basar nella la so última novela El monte de los cuatro vientos, que yá va pola cuarta edición. Lo que nunca abarruntara ye que’l relatu alquiriera vida propia y cerrara un círculu más fantásticu que la pura ficción.

Unos trés meses dempués de la publicación del llibru, la lleenda pasó al planu de la realidá. Unos trabayos de restauración de los relicarios llaterales de la ilesia, onde se topen los restos mortales de los nueve obispos, dieron colos aníos, que s’atopaben nel interior d’una bolsa de tela (probablemente de seda) con bordaos en filo d’oru. En concretu, solo había cuatro de los nueve, pero xuna pequena etiqueta en pergamín esclariaba esta cuestión. “Estos cuatro aníos son de los que quedaron de los nueve Santos Obispos. Son los que quedaron. (sic) Los demás sumieron. Por ellos pasa agua pa los enfermos y sanan mu[chos]”.

“Siempres creyí qu’esistíen”, esclama entusiasmada una María Oruña que recuerda cómo mientres el procesu d’investigación pocos yeren los que conocíen la hestoria y entá menos los que creíen nella. Pero’l relatu inda resulta más sorprendente. La restauradora protagonista del afayu ye la mesma persona na que Oruña inspirar pa crear unu de los personaxes protagonistes de la novela. Na ficción llámase Amelia y na vida real Vania López, esperta del Centru San Martín de la Diócesis d’Ourense, encargáu de la restauración de los relicarios a pidimientu del Obispáu d’Ourense.

Los cuatro aníos presenten una factura cenciella, realizaos en plata. Trés d’ellos inda caltienen la piedra, de diversa calidá. L’obispáu d’Ourense tien la intención de contactar con espertos p’analizar les xoyes y podeles datar. Inclusive plantega pidise la collaboración de “restauradores de metales preciosos que trabayen nos famosísimos Museos Vaticanos”, concreten dende la institución.

Source URL: http://asturnews.com/atopaos-los-anios-maxicos-de-nueve-obispos-medievales/