A xuiciu l’arqueólogu que supuestamente falsió afayos sobro l’orixe del euskera

25 febreru 13:24 2020 Imprimir

Eliseo Gil, l’arqueólogu que va ser xulgáu por manipoliar los afayos na escavación del yacimientu Iruña-Veleia, enfrentase a una condena d’hasta siete años y mediu de cárcel. El Xulgáu de lo Penal númberu 1 de Vitoria celebró la selmana pasada la última sesión del xuiciu pola presunta estafa arqueolóxica rellacionada col yacimientu, consideráu unu de los bienes culturales más importantes del País Vascu.

Los fechos remontense a los años 2005 y 2006, cuando fueron desenterraes numberoses pieces d’ente los sieglos III y VI, que presentaben inscripciones supuestamente escepcionales sobro l’orixe del euskera o’l cristianismu. Tanto la Fiscalía como la Diputación d’Álava sostienen que Gil cometería “barbaridaes” y habría infligido “daños irreparables” al yacimientu.

Sicasí, la defensa reclamó l’absolución de Gil yá que considera que les pruebes y los testimonios nel so contra son “sonces” y “malintencionaos”. Nesti sentíu, l’informe final de la Fiscalía recuerda que tolos testigos que comparecieron mientres el xuiciu declararon que nun atoparon “nengún grafitu escepcional nes pieces desenterraes, lo que respondería por la tesis de que diches inscripciones yeren realizaes darréu, mientres el procesu de llavadura de les pieces, pa presentales como afayos supuestamente revolucionarios.

Recordóse que dende l’Institutu de Patrimoniu Cultural d’España (IPCE) acreditóse que, sobro una amuesa representativa de 39 pieces analizaes, 35 presenten “burdes” manipulaciones. Al respective de l’autoría de les inscripciones supuestamente fraudulentas, recordó que, magar los peritos nun pudieron concluyir “al cien per cien” que l’autor de les mesmes sía Gil, sí apreciaron “semeyances razonables” ente los grafitos de les pieces y otres inscripciones efectuaes pol director de la escavación sobro otros soportes.

La Fiscalía cree que Gil manipoliaría los afayos pa llograr “publicidá” y llograr “réditos profesionales”. Tamién sostien que l’arqueólogu col fin de “coronar la so actuación criminal” cuntó con Ruben Cerdán –otru acusáu nesta causa- por que realizara un informe pericial qu’en circunstancies normales” naide atreveríase a llevar a cabu.

Amás, el Ministeriu Públicu sorrayó que Cerdán “nun tien” el títulu de físicu nuclear, magar que caltenga lo contrario, y que los informes qu’efectuó sobro los afayos de Iruña-Veleia son “pura lliteratura”, ensin “acreditación” dalguna. “Eliseo Gil aprovechar d’esta persona (Cerdán) pa dar relevancia a unos afayos que nun se correspondíen cola realidá”, manifestó.

Pela so parte, l’acusación particular de la Diputación d’Álava afirmó que “naide podía esperar que se cometiese tala barbaridá nun yacimientu por quien tenía encamentada la so esplotación, y con una remuneración perimportante de 3,7 millones d’euros”.

  Categories: