70.000 universitarios queden ensin beca pola esixencia de notes más altes

70.000 universitarios queden ensin beca pola esixencia de notes más altes
11 ochobre 09:23 2017 Imprimir

Los rectores españoles aprovecharon la presentación del so estudiu añal, ‘La Universidá española en cifres’, para reclamar al Gobiernu qu’encete de momentu la que consideren la mayor prioridá de la educación cimera española: amenorgar los precios de les matrícules -­les quintes más cares de la UE- y camudar y ampliar un sistema de beques que consideren que ta “ente los más débiles ya insuficientes” de los países desenvueltos.

El presidente de la CRUE, la conferencia qu’arrexunta a el rectores de les universidaes españoles, Segundu Píriz, nun se anduvo poles rames cuando encamentó al Gobiernu y les comunidaes autónomes a que se pongan yá manes a la obra porque “nada puede xustificar esta situación qu’atenta contra la igualdá d’oportunidaes y favorez la esclusión” de los estudios cimeros de los mozos de families más desfavorecidas.

La CRUE considera que’l Gobiernu, na presente fase de recuperación económica, tien de revertir los efectos de los decretos aprobaos en 2012 que, coles mires de retayar los presupuestos n’educación cimera y en beques, dexaron a les comunidaes autónomes disparar les tases universitaries y endurecieron les esixencies pa poder optar a les ayudes al estudiu con independencia de la situación económica familiar, cola necesidá de tener un 5,5 de nota solo p’aforrase la matrícula y siquier un 6,5 pa llograr una ayuda compensatoria o pa gastos de desplazamientu y mantención, ente otres restricciones.

L’informe de los rectores señala que l’endurecimientu de los requisitos pa ser becarios provocó ente 2012 y 2015 (últimu añu qu’analicen) una situación pergrave: que más de 70.000 universitarios per cursu, magar tener necesidá económica, quedaran ensin ayuda estatal dalguna (por non llegar al 5,5) o se tuvieren que conformar solo cola gratuidá de matrícula, ensin asignación complementaria, por non algamar el 6,5. Ello ye que especifica qu’ente los alumnos que nel cursu 2015-2016 ingresaron per primer vegada en dalgún grau de les universidaes públiques españoles, el 6,9% foi escluyíu de l’ayuda de matrícula por non algamar la nota media mínima y al 14,9% asocedió-y lo mesmo, pero cola ayuda compensatoria, por non llegar al 6,5.

L’endurecimientu de les condiciones, sicasí, dexó al Gobiernu amenorgar el desembolsu en beques ente 2011 y 2015 nun 13,5%, según los espertos. Pasó de destinar un 0,088% del PIB a un 0,076%, lo que representa, añeden, la tercer parte del esfuerzu que nesta partida realiza la media de los países de la OCDE. Calculen qu’ente 2012 y 2015 l’Estáu aforró unos 425 millones gracies a les sos restricciones. La resultancia del decretu, diz la CRUE, ye “xuna precarización del becariu”, que tien que compensar la falta o amenorgamientu d’ayudes con trabayos esporádicos que-y quiten tiempu d’estudiu, lo que puede llevalu a empiorar les sos notes y a nun poder anovar l’ayuda pública.

L’otru elementu que cierra o enzanca l’accesu de dellos mozos a la Universidá son unes tases de matrícula percares -1.100 euros de media’l grau y 1.991 el máster-, que se dispararon dende 2012, cuando’l Gobiernu dexó ampliar les forquetes de precios, y que solo son más gravosas n’Irlanda, Reinu Uníu, Holanda ya Italia. En Portugal tán casi na metá (656 euros), en Francia son simbóliques, y en numberosos países, como Alemaña o Suecia, son gratuites.

Magar los pasos daos escontra la conxelación o l’amenorgamientu nel últimu añu, ente 2008 y 2016 crecieron en toles autonomíes, con aumentos en redol al 90% en Madrid, Cataluña, Comunidá Valencia o Castiella-La Mancha, que tienen precios medios de grau ente 1.500 y 1.400 euros. Son tamién les cuatro comunidaes qu’esixen mayor esfuerzu a les families (en relación a la so renta per cápita) pa poder matricular a los sos fíos.

Les diferencies autonómiques, sicasí, son enormes, con tases universitaries hasta del doble de cares nunos territorios que n’otros. Les comunidaes que pese al decretu fixeron un mayor esfuerzu de contención de precios fueron Galicia, Andalucía y Cantabria, con leves xubíes y precios medios pa los graos d’ente 700 y 800 euros.

  Categories: