Teatro Casona lleva “Los árboles muerren de pies” al Filarmónica

Teatro Casona lleva “Los árboles muerren de pies” al Filarmónica
19 febreru 11:37 2018 Imprimir

La compañía asturiana Teatro Casona va poner n’escena la emblemática obra d’Alejandro Casona “Los árboles muerren de pies” nel Teatru Filarmónica d’Uviéu los díes 2 y 3 marzu.  A estes funciones suma otra esclusiva pa estudiantes d’Uviéu’l día 2 pela mañana y tres d’Uviéu la producción va estrenase en Bonos Aires n’abril.

Teatro Casona torna al Filarmónica con Los árboles muerren de pies, d’Alejandro Casona. La compañía asturiana vuelve a la programación uvieina con esta emblemática obra del dramaturgu de Besullo. Y ye que p’Andrés Presumido, director del montaxe, el públicu va tener la ocasión de ver asina “teatru idealista, nel cual alviértense los elementos dramáticos derivaos del conflictu y del choque ente fantasía y realidá”. Los díes 2 y 3 de marzu, a les 20:30 hores, la Filarmónica va acoyer la versión de Presumíu de la institución altruista escurrida por Alejandro Casona, una obra que, pal director, ta revistida de “positivismu, sorrises y dalguna qu’otra emoción”.

L’espectáculu ye una coproducción de Teatro Casona con Mierescena Teatru y foi estrenáu’l pasáu mes de xunetu en Mieres, y representáu en Pravia y Llión. N’abril, la compañía va viaxar con esti montaxe a Bonos Aires pa representalo en cuatro teatros de la capital porteña, ciudá na que Casona estrenó Los árboles muerren de pies en 1949. María Antonia Goás y José Luis San Martin encabecen l’elencu artísticu d’esta producción, na que participen tamién Puri Sedano, Adrián Zamanillo, Chusa Juarros, Maxe Guillón, Sara G. Oteru, Cova Suárez, Daniel Llaneza, Antonio Arias, David R. Bascarán y Álvaro Solanu.

Les entraes pa estes cites con Teatro Casona yá tán a la vienta na taquilla del Teatru Campoamor al preciu de 12 € (patiu) y 10 € (entresuelo). A estes funciones suma otra esclusiva pa estudiantes d’Uviéu’l día 2 pela mañana.

El primer montaxe d’Andrés Presumido foi La casa de los siete balcones, de Cason en 1980. Décades dempués, el director asturianu foi convidáu al Teatru del Exércitu de Moscú pa ver el montaxe que’l prestixosu director rusu Alexander Burdonsky realizó con La dama de l’alba, n’homenaxe a la primer actriz Ludmila Chursina. “Tando con Burdonsky –recuerda Presumíu- propúnxome que realizara la puesta n’escena de Los árboles muerren de pies, y prometílu que lu convidaría al estrenu. Pero nun llegó a tiempu, el so corazón nun aguantó, finó…”. Pal director, esta alcordanza vien a cuentu “de por qué escueyes unes obres y otres escuéyente a tí. Ésta, como tantes obres de Casona, van revistíes de fantasía, de positivismu y de sorrises y dalguna qu’otra emoción… la vida ye asina”.

  Categories: